Recuperó su departamento usurpado por la fuerza y sin orden judicial

Hace unos 8 años que Gustavo Cárcamo adquirió ante el Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) un departamento del complejo LU4.

Hace unos 8 años que un hombre de apellido Cárcamo adquirió ante el Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) un departamento del complejo LU4. Después de vivir varios años lo alquiló a un particular y por medio de un contrato. A principios de año le pidió al inquilino la casa pero dice que este se negó a restituírsela. Ayer optó por recuperar el departamento por sus propios medios.

El episodio que estuvo rodeado de insultos, peleas y amenazas se registró en horas de la mañana en la escalera 3 del complejo habitacional LU4, a pocos metros de la avenida Constituyentes. El incidente motivó la intervención de la policía de la Seccional Quinta, y el Ministerio Público Fiscal.

De acuerdo a la información oficial a la que accedió este diario, Cárcamo adquirió el departamento luego del fallecimiento de la propietaria. Fue el IPV quien le otorgó ese lugar debido a que la familia estaba primera en el listado de adjudicación de viviendas.

En ese contexto, la familia residió a lo largo de 8 años hasta que alquiló el departamento a un hombre de apellido Montenegro porque necesitaban una casa más grande. Incluso, el alquiler se efectuó a través de un contrato entre las partes, se informó.

Dicho contrato venció en marzo, aunque desde diciembre Cárcamo le había pedido a su inquilino que le restituyera el departamento.

En este lapso, Montenegro habría contraído una deuda importante en materia de servicios como agua, luz y cloacas que tuvo que cancelar el propietario del departamento. Ante la negativa de abandonar el lugar, Cárcamo lo notificó por intermedio de cartas documento. Además, Montenegro ya no residía en el domicilio, pero sí lo hacían sus familiares.

Cansado de la situación, la policía confirmó que ayer Cárcamo acompañado de otras personas se presentó en el departamento y sacó a quienes lo ocupaban generándose un disturbio importante. Allí, intercedieron vecinos del lugar que defendieron a los ocupantes.

Hubo peleas y tuvo que concurrir la policía para poner paños fríos. El Ministerio Público Fiscal fue avisado de la situación y determinó que el departamento sea restituido al dueño, quien cuenta con el correspondiente título de propiedad.

Los habitantes del sector cuestionaron la forma en que fue sacada la familia con niños que ocupaba el departamento.

En el lugar se podía observaron distintos muebles y electrodomésticos que fueron sacados hacia el exterior del edificio. Una vez que se calmaron los ánimos la policía se retiró.

Los mismos habitantes del lugar dejaron entrever que se trataría de un pase de factura político, donde detrás de la recuperación del departamento estaría una exfuncionaria municipal y provincial.

departamentosecuestra.mp4

EPIGRAFE

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico