Relacionan a Calu "Dignity" Rivero con una secta

La actriz Carla Soledad Rivero, también conocida como Calu Rivero o Dignity compartió imágenes desde Punta del Este que alertaron a todos sus fanáticos y a las redes sociales, relacionándola con sectas coercitivas.

En las últimas horas, la actriz Carla “Calu” Soledad Rivero, que ahora decidió llamarse "Dignity" compartió impactantes imágenes que preocuparon a todos. "I'am from the ilumination nation" (Yo vengo de la nación de la iluminación) recita la remera blanca con letras negras que lleva la actriz junto al grupo de personas que la rodean y con las que se muestra con toda libertad desde hace unos meses.

En las imágenes que forman parte de una galería en su Instagram, se puede ver cómo le tocan la cara, toma contacto desde los pies con el que tiene en frente, se toma de las manos, desde la cara, se mira a los ojos intensamente y lleva en su mano un control alargado del cual nadie comprende su funcionalidad, dado que el aparato tecnológico está conectado a una computadora y unido por un largo cable y no tiene un formato corriente usado en el mercado.

En otra de sus publicaciones aseguró, tras compartir una foto de un primerísimo primer plano de sus ojos: "ojos bien abiertos. Sintiendo la energía de mi cuerpo. Sintiendo la vida que soy. La vida que anima mi cuerpo templo". "Observa a la naturaleza como es, y deja que nos enseñe, nos inspire y nos lleve a la quietud", recita en otro posteo y añade: "ejercitando el fluir, dejando que el momento sea como es, dejando a la vida en paz, dejándola ser".

El mensaje que terminó de alarmar a todos fue: "ver lo fresco, lo crudo, lo concreto, lo genérico, lo abstracto, lo categorizado. Vivir más en el mundo real de la naturaleza que en el mundo verbalizado de los conceptos, prejuicios, estereotipos. Estar abierto a la experiencia.. Gracias por Jugar".

Embed

"Chan, que le pasa?", "Me está preocupando parece de una secta", "No está nada bien", "será un grupo religioso", "que miedo esto", fueron algunos de los comentarios que le dejaron sus seguidores de siempre al pie, manifestándose inquietos por el radical cambio de vida de la actriz, quien luego de denunciar a Darthés en el 2018 por acoso, tocó fondo por el dolor y salió a la superficie transformada: nuevo nombre, nuevo corte de pelo, nuevos bailes y amigos.

Sus días ya no están rodeados de cámaras, de redes sociales, likes, fotos, producciones y lanzamientos promocionales de ficciones, sino que muy por el contrario, en plena temporada 2020, Rivero está en Uruguay, con personas que no son públicamente conocidas, usando una remera que habla de iluminación, realizando prácticas que aún no se comprenden y utilizando un lenguaje dirigido a la luz, la espiritualidad y las transformaciones humanas.

Por tal motivo, Pablo Salum, quien es fundador de la Red LibreMentes y autor de un proyecto de ley de asistencia a las víctimas y familiares de este tipo de organizaciones, realizó un exhaustivo análisis de los titulares, las fotos y últimas actitudes de la actriz, y declaró en Twitter: "Un nuevo camino de iluminación, evolución y auto conocimiento, la llevaron a mudarse, cambios en la vestimenta, alimentación, cambio de nombre, abandono de carrera por seguir ese camino lleno de energía... así van eliminando la identidad las Organizaciones coercitivas #sectas".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico