Renunció Aballay, funcionario de alto rango en el Ministerio de Salud

No se descarta la posibilidad de que se haya debido a la escalada de conflictos protagonizados por trabajadores de hospitales públicos, sobre todo en el de Río Gallegos, a lo que se suma una toma del edificio del Ministerio acontecido hace pocas semanas.

El doctor Germán Aballay, quien venía desempeñándose como secretario de Salud y Seguridad del Paciente del Ministerio de Salud y Ambiente de Santa Cruz, presentó su renuncia indeclinable al cargo, lo cual indicaría la crisis institucional que existe en esa cartera y no se descarta que se sucedan otras dimisiones.

Aballay era una suerte de viceministro en el staff de área de salud que preside Claudio García y habría presentado su renuncia al promediar la tarde de lunes, pero la misma recién tomó estado público a mediodía de este martes.

No se conocen sus fundamentos, pero el diario digital Nuevo Día deslizó la posibilidad de que se haya debido a la escalada de conflictos protagonizados por trabajadores de hospitales públicos, sobre todo en el de Río Gallegos, a lo que se suma una toma del edificio del Ministerio acontecido hace pocas semanas.

El mismo medio resalta que en varias ocasiones ofició de “punta de lanza” para culpar a la gente por la elevación de los contagios de COVID 19 y además criticó abiertamente al médico particular de Caleta Olivia, Juan Acuña Kunz, cuando éste cuestionó al gobierno por no permitir el uso de ibuprofeno inhalado en pacientes positivos del virus.

Por otro lado, en una de sus visitas a Caleta Olivia, al formular declaraciones a El Patagónico, minimizó la colaboración que proponía el Sindicato Petrolero que dirige Claudio Vidal, consistente en aportar gratuitamente un tráiler sanitario para realizar test de COVID.

Los trascendidos indican también que fue Aballay quien ordenó realizar una investigación administrativa en el Hospital Zonal de esta misma ciudad por el abultado pago de horas extras que percibía una profesional nutricionista y desde un principio fueron separados dos empleados de Recursos Humanos.

Esas disposiciones no solo fueron seriamente cuestionadas por otros trabajadores de la salud, sino que tampoco cayeron bien en otros encumbrados funcionarios políticos y por ello la resolución que firmó quedó sin efecto.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico