Reproches a Sastre por comprar cuatro camionetas

Afirman que el vicegobernador gastó más de 30 millones de pesos para movilidad de los diputados cuando hay policías que para llegar a sus trabajos "tienen que hacer dedo".

La UCR de Puerto Madryn denunció que la Legislatura de Chubut “gasta dinero público en camionetas para diputados, sin priorizar las necesidades del pueblo”.

La titular de la UCR portuaria, Vanesa Peruzotti, hizo una fuerte crítica sobre lo que evaluó como “gasto innecesario de la Legislatura”. El año pasado había cuestionado la licitación para la compra de computadoras portátiles porque supuestamente había “sobreprecios”.

Ahora, el cuestionamiento al vicegobernador y titular de la Legislatura, Ricardo Sastre, es por los 30.400.000 pesos que destinó a la adquisición de 4 camionetas nuevas, doble cabina y 4x4, las cuales van a ser utilizadas por diputados en “sus labores”.

Para Peruzotti, “en otro contexto socioeconómico quizás no se vería mal, pero en la actualidad, cuando el Estado debe ser austero en sus gastos, priorizando lo que realmente es necesario, autorizar semejante suma de dinero para ‘renovar el parque automotor de los diputados’ no es otra cosa que una falta de respeto y una total subestimación a la población”.

Resaltó que “es común ver a policías haciendo ‘dedo’ cuando trabajan en una localidad distinta a la que viven porque no pueden pagar el combustible o no tienen auto. Los docentes, personal de salud y demás empleados públicos atraviesan la misma situación. Los hospitales carecen de insumos básicos, infraestructura y tecnología y para conseguirlos la ciudadanía y distintas organizaciones sin fines de lucro tienen que pedir colaboración. La comisaría de Gan Gan no tiene vehículo desde el día 3 de febrero de este año; Puerto Pirámides no tiene fondos para reparar o ‘renovar’ la planta desalinizadora de agua. Hay escuelas que aún no funcionan como deberían por no estar en condiciones edilicias…”

La UCR insiste en que “como se comprenderá, las necesidades en Chubut son varias, pero la Legislatura prioriza que los señores diputados tengan a su disposición camionetas 4x4 nuevas para que ‘hagan su trabajo’. Cuando se rearmó la Legislatura en 1983 había solo 40 empleados y a los 27 diputados no se les daba vehículo oficial; se le reconocían los gastos de combustible”.

Por eso el documento les exige a los diputados que para cumplir con su trabajo “hagan lo mismo que hacen la mayoría de los chubutenses: utilicen sus propios autos, el transporte público o hagan ‘dedo’ y a esos $30.400.00 denles un destino útil y beneficioso para la población: las necesidades son varias”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico