Repudio en Caleta

Más de un millar de manifestantes realizaron ayer a partir de las 17:30 otra marcha por las avenidas principales de Caleta Olivia repudiando los hechos registrados en Río Gallegos.
Con pancartas y redoblantes, otra vez asistió el grueso de los trabajadores nucleados en la Mesa de Unidad Sindical de esta ciudad que acompañan, a su vez, la protesta de los docentes.
También se sumaron miembros de la Cámara Económica local, de la Pastoral Social de la Parroquia San Juan Bosco y de algunas uniones vecinales.
Eduardo Cádiz, referente de Fentos (sanitaristas), explicó que esta marcha es para «repudiar lo sucedido con los compañeros municipales de Gallegos cuando iban en manifestación pacífica y fueron reprimidos por balas de goma y de plomo, incluso a un muchacho ya le amputaron tres dedos. Le pedimos a la comunidad que participe en las movilizaciones».
Por otra parte, Cádiz confirmó que la semana que viene mantendrá una reunión con la gerencia de la empresa estatal Servicios Públicos «para ver el escalafón nuevo, y si no hay respuesta entre el lunes y el martes plantearemos medidas de fuerza más duras».
A su vez, la Agrupación Municipales Unidos de esta ciudad se solidarizó «con los trabajadores comunales de Gallegos» e instó «a los gremios APJAM y SOEMCO a llamar a una movilización en repudio a otra represión contra el pueblo, y a un paro hasta que se resuelva la totalidad de las reivindicaciones de los compañeros en lucha».
Asimismo, se manifestó el Frente Unidad Trabajadora-Partido Obrero repudiando «la represión ejercida por el Gobierno de Kirchner-Sancho contra los trabajadores municipales de Río Gallegos. La rebelión popular es la reacción final de una sociedad que dice basta».
En un comunicado, este partido de izquierda apoyó «las resoluciones que se tomaron ayer en el cabildo abierto organizado en la capital provincial por los trabajadores en lucha; que planteó que se vayan todos y propone que se convoque a una Asamblea Constituyente libre y soberana que dé solución inmediata a todos los reclamos que el pueblo está gritando en la calle».

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico