Rige desde hoy la norma que restringe el cigarrillo

Los fumadores estarán más limitados desde hoy en Comodoro. Es que se pone en marcha la nueva ordenanza que incluso sanciona y amenaza con la fuerza pública a quienes no acaten la medida. Aunque es el encargado de garantizar su cumplimiento, el secretario de Gobierno, Eduardo Bernal, admitió que en algunos casos "la norma es excesiva".

Desde hoy comienza a regir la ordenanza que restringe la posibilidad de fumar únicamente a patios, terrazas, espacios, salas de fiestas privadas, centros de salud mental y lugares de detención.
Todos los demás locales públicos y privados tienen que estar totalmente libre del humo de cigarrillo, siempre cuando tengan hasta 100 metros cuadrados. De superarse esa capacidad, debe reservarse un sector donde se puedan encender cigarrillos sin problemas. Tampoco se podrá realizar publicidad de marcas de tabaco en ninguna dependencia pública.
La multa -tanto para los propietarios y responsables de los comercios como para los clientes o visitantes- abarca desde los 56 pesos como mínimo hasta un máximo de 112 pesos.
Uno de los 24 artículos del que consta la norma también menciona que el valor de esta pena puede duplicarse o triplicarse en caso de que se persista en su incumplimiento. También se menciona la posibilidad de que se «emplee la fuerza pública» para aquel fumador que se manifieste en rebeldía. En otros de los puntos también se penaliza a los comerciantes que le vendan cigarillos a los menores de 18 años.
Esta parte de la legislación no termina de convencer al secretario de Gobierno, Eduardo Bernal. «Como municipio, no podemos ejercer el poder de policía; para eso hay efectivos que forman parte de esa fuerza. De manera que no sé cómo debemos actuar», indicó.
El funcionario municipal también aclaró que la norma fue elaborada por el Concejo Deliberante «y no por el Ejecutivo».
Más allá de esto, en Gobierno están próximos a contratar a 10 personas que se integrarán al plantel de inspectores de las distintas dependencias que requieren de este servicio.
De todas formas, Bernal aseveró que «en la Asociación de Bares, Hoteles, Confiterías y Afines están muy predispuestos a disponer de un lugar para separar a los fumadores de los no fumadores o establecer que en el lugar directamente no se fume en ningún lado».
El secretario solicitó además la colaboración de la comunidad. «Todos tenemos derecho de hacer lo que se nos cante con nuestra salud, pero también tenemos que respetar el derecho de los demás. Como fumador, digo que uno puede aguantar cuando por ejemplo está en un cine porque es algo que es histórico. Lo mismo pasó en los supermercados de Comodoro donde desde hace mucho se prohibe fumar. También hay hoteles y comercios que tienen espacios reservados para los fumadores», remarcó.
La puesta en marcha de la norma motivó varios encuentros con la Cámara Hotelera local, cuyos referentes solicitaron la colaboración del municipio para la cartelería. Sin embargo, el intendente Raúl Simoncini admitió a principios de semana que existían inconvenientes para efectuar las reservas del caso. No obstante, y al igual que Bernal, confió en que los consumidores de tabaco sean lo suficientemente solidarios como para que no sea necesario colocar carteles.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico