Río Negro: Valles, estepa y cordillera

La nieve y el avistaje de fauna marina son los productos salientes de Río Negro para lo que resta del invierno.

Los valles, estepa y cordillera, combinados con actividades ligadas a la nieve y al avistaje de fauna marina, conforman el abanico de opciones para lo que resta del invierno en la provincia de Río Negro.
Los centros de esquí Cerro Catedral y Cerro Otto, en San Carlos de Bariloche; Baguales, entre esta ciudad y El Bolsón, exclusivo para esquiadores expertos, y Perito Moreno, junto a los avistajes de delfines, toninas overas y ballenas, en la villa turística Las Grutas, son los atractivos que mayor desarrollo tienen en este destino patagónico.
El Cerro Catedral es la principal alternativa para disfrutar del producto nieve, ya que cuenta con 12 pistas y 10 espacios de nieve para recreación con opciones para esquiadores principiantes y de nivel medio y alto.
El Parque Invernal Piedras Blancas, enclavado en el Cerro Otto, a cuatro kilómetros de Bariloche, cuenta con cinco pistas destinadas exclusivamente a la práctica del trineo, lo que lo convierte en la opción ideal para el grupo familiar.
Por su parte, el centro invernal Perito Moreno, a 25 kilómetros de El Bolsón y a 2.200 metros de altura, brinda vistas únicas de los lagos Puelo y Epuyen y de las zonas de El Hoyo, Cholila, El Manso y El Maitén, entre otras ya en Chubut.
Por último Los Baguales, a 80 kilómetros al sur de Bariloche, es un centro de montaña invernal para esquiadores avanzados sin medios de elevación, por lo cual los ascensos se realizan en vehículos especiales o mediante caminatas por bosques de lengas helados.

------------------------------------
Los centros de esquí Cerro Catedral, Cerro Otto, Baguales y Perito Moreno, son los mayores atractivos durante el invierno.
-------------------------------------

BALLENAS EN AGOSTO
En la zona marítima, los balnearios Las Grutas, en San Antonio Oeste, y El Cóndor y la Lobería, en Viedma, permiten realizar avistajes de fauna marina, y su novedad es que en agosto se pueden observar ballenas.
La temporada de avistaje se realizará por quinto año consecutivo. Serán cuatro los prestadores que ofrecerán paseos. La ballena franca austral, la misma especie que puede apreciarse en los golfos de Chubut, visita el golfo San Matías cada vez en mayor número.
A estos cetáceos se suma la fauna marina que posee su hábitat en la zona, como delfines, lobos marinos y pingüinos. Los paseos para avistarlos duran alrededor de dos horas.



Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico