Río Senguer: autorizan al imputado en un homicidio a realizar trabajos rurales

En el marco de una audiencia de revisión de medida de coerción, el juez penal Roberto Casal autorizó a un imputado por homicidio a realizar trabajos rurales en un campo cercano a Sarmiento. Se trata de Rogelio Daniel Alvarado, quien fue sindicado como presunto autor de la muerte de Julio Morales, cuyo hecho tuvo lugar en Río Senguer en enero de este año.

La audiencia se llevó a cabo ayer en la Oficina Judicial de Sarmiento y en ese marco el defensor público del imputado, Miguel Moyano, le solicitó al juez la autorización para cambiar el lugar de cumplimiento del arresto domiciliario que viene cumpliendo, Rogelio Daniel Alvarado (20).
En ese contexto se explicó que el imputado tuvo una oferta laboral para trabajar en la estancia “Las Flores”, distante a unos 40 kilómetros de Sarmiento y cuyo propietario se comprometió a trasladarlo cada vez que sea requerido por la justicia.
A su turno, la funcionaria de Fiscalía, Laura Castagno, propuso que el imputado se presente una vez por semana en la Comisaría de Sarmiento y según las fuentes de ese Ministerio Público, los familiares de la víctima no se opusieron a la solicitud de la defensa.
En consecuencia, el magistrado hizo lugar a la propuesta y dispuso que Alvarado permanezca con arresto domiciliario en el campo “Las Flores” hasta la realización del juicio oral y público que se llevará a cabo en su contra, como presunto autor del homicidio que tuvo como víctima a Julio Iván Morales (22).  
Se debe recordar que en el imputado ya había sido beneficiado con el arresto domiciliario, cuya medida de coerción venía cumpliéndola en la casa de sus padres y además tenía prohibido acercarse a los testigos y familiares de la víctima.

EL HOMICIDIO
El homicidio de Morales ocurrió el 25 de enero a las 3:40, en las inmediaciones de las calles Belgrano y Patagonia Argentina de la localidad de Alto Río Senguer, oportunidad en que se habría producido un enfrentamiento entre Julio Iván Morales y el imputado.
Como consecuencia de la reyerta, Morales resultó con una herida cortante en la zona intercostal izquierda, de alrededor de 7 centímetros, la que provocó su fallecimiento luego de haber recibido asistencia sanitaria.
Según los investigadores, la diferencia entre los jóvenes que originó el enfrentamiento tendría como antecedente un altercado ocurrido momentos antes en un pub ubicado en la avenida San Martín. Allí la víctima habría agredido a una mujer y el imputado habría  intercediendo a favor de esta.
Asimismo, se indicó que empleados policiales intervinieron en la situación y procedieron a retirar a Morales del local  para trasladarlo hasta las proximidades de su vivienda. De todas maneras, la situación de conflicto iniciada en el pub continuó en la plaza del pueblo, en la que se encontraba un grupo de personas y a la que arribó la víctima.
En este contexto, los testigos informaron que la  pelea continuó y en cercanías de la casa ocupada por la mujer que habría sido agredida por la víctima, se produjo el ataque que terminó con la muerte Julio Morales.
Al cabo de un rato, el imputado se presentó en la comisaría acompañado por sus padres quienes habrían indicado que su hijo era el autor del homicidio.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico