Riquelme corre el riesgo de quedarse dos años sin jugar

Hasta ahora el mediocampista rechazó todas las ofertas que habían llegado por su pase y en el ‘Submarino Amarillo’ sólo están dispuesto a desprenderse de él mediante una venta. Tras su paso por Boca no aceptan que se vaya de nuevo a préstamo.

Madrid (Télam)
El mediocampista argentino Juan Román Riquelme, quien tras jugar en Boca la última temporada retornó a España para incorporarse al Villarreal, corre el riesgo de permanecer los próximos dos años sin jugar, a menos que resuelva su conflicto con el club.
«Villarreal está dispuesto a tener dos años a la sombra a Riquelme, pagándole inclusive los 4 millones de euros de su contrato, si no logra venderlo antes del 31 de agosto», informó el diario español El País, citado por la agencia italiana ANSA.
El diario ‘Mediterráneo’ de Castellón indicó por su parte: «en caso de que Riquelme no ceda y mantenga su postura, puede verse abocado a una larga travesía por el ostracismo futbolístico, hasta que concluya su contrato (junio de 2009)».
El diario agregó que Riquelme sólo se irá de Villarreal «si alguien paga 10 millones de euros» y recordó que el argentino rechazó «las innumerables ofertas» que llegaron por su pase, una de las cuales fue de Newcastle, de Inglaterra.
Boca Juniors, club en el que Riquelme jugó a préstamo en el semestre pasado, aspiraba a conseguir una nueva cesión transitoria del mediocampista, pero se topó con la negativa del Villarreal, que sólo se desprenderá del jugador en forma definitiva.
La entidad de la Ribera, que pagó un millón y medio de euros por el contrato de enero a junio de este año, no tiene el dinero para comprar al enganche, pero no cesa en su intención de contar con él de cara al Mundial de Clubes que se jugará en diciembre, en Japón.
En razón de ello, la dirigencia ‘xeneize’ inscribirá hoy cablegráficamente al volante, con la ilusión de que lleguen a un final feliz las negociaciones que harán los representantes del jugador, Marcos Franchi y Daniel Bolotnicoff, con el Villarreal.
Riquelme, quien obtuvo la Copa Libertadores con Boca y llegó a la final de la Copa América con el seleccionado argentino, retornó ayer a España luego de un mes de vacaciones y se incorporará hoy a los entrenamientos del Villarreal.
El mediocampista, de 29 años, entró en crisis con el Villarreal, primero, y con el entrenador Manuel Pellegrini, después.
El presidente del club español, Fernando Roig, cuenta con un firme apoyo de los aficionados, pese a que Riquelme llegó a clasificar al Villarreal, un club otrora modesto, a las semifinales de la Liga de Campeones de Europa 2005/06.
Mientras tanto, el delantero uruguayo Diego Forlán, ex compañero de Riquelme en el Villarreal y actual futbolista de Atlético de Madrid, afirmó que el mediocampista argentino «es un gran jugador, que puede actuar en cualquier equipo», aunque resaltó que «el problema es la situación extra que está viviendo».

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico