River volvió a sufrir aunque esta vez logró desahogarse

Ya a los 2' la visita sorprendía con un gol de Benítez. Pero a los 7' llegó el rápido empate de Belluschi y a los 22' Ruben marcó la ventaja millonaria. El panorama de los de Passarella pareció oscurecerse en el segundo tiempo porque a los 32' Belluschi sufrió su segunda expulsión en el campeonato y a los 35' llegó el empate del uruguayo Salgueiro. A los 36', sin embargo, facturó el chileno Sánchez y luego de la expulsión de Angeleri en los pincharratas, el colombiano Falcao estructuró la diferencia sobre el final.

Buenos Aires (Télam)
River Plate consiguió ayer su primer triunfo en el torneo Apertura del fútbol argentino de Primera división al vencer, como local, a Estudiantes de La Plata por 4-2, en un atractivo partido de la 5ª fecha.
El volante Leandro Benítez, a los 2' del primer tiempo, puso arriba en el marcador al conjunto visitante, pero el mediocampista Fernando Belluschi y el delantero Marco Ruben, a los 7' y 22' del mismo período, dieron vuelta el resultado para el equipo que dirige Daniel Passarella.
A los 32' de la etapa final Belluschi se fue expulsado, a los 35' el uruguayo Juan Salgueiro estableció el 2-2, un minuto después el chileno Alexis Sánchez decretó el 3-2, sobre los 44' Angeleri vio la tarjeta roja y en el epílogo del encuentro el colombiano Radamel Falcao García estableció el 4-2 definitivo.
El inicio del primer tiempo fue ‘electrizante’, ya que antes de los diez minutos el partido estaba empatado en un gol.
El primero en golpear fue el equipo que dirige Diego Simeone: a los 2' un certero cabezazo de Benítez, tras un centro desde la derecha de Enzo Pérez, se convirtió en el 1-0.
Sin embargo, River reaccionó inmediatamente y a los 7' una gran jugada entre Belluschi y Ruben derivó en un terrible remate desde afuera del área del ex Newell’s que se clavó junto al palo izquierdo.
De hecho, Ruben (1') y Ariel Ortega (6') habían desperdiciado dos buenas chances frente a Mariano Andújar.
Y sobre los 22' llegó el 2-1 con un preciso cabezazo de Ruben luego de un centro desde la izquierda de Belluschi.
River respondió muy bien a la presión externa por el delicado momento futbolístico del equipo y al gol ‘tempranero’ de Estudiantes.
Los muy buenos rendimientos de Belluschi por la izquierda y de Augusto Fernández por la derecha, sumado a la movilidad de Ortega y la presencia ofensiva de Ruben fueron los argumentos de River para justificar el resultado.
Es que tras dar vuelta el marcador, el conjunto local siguió con la misma actitud y no le permitió reaccionar a Estudiantes.
El equipo platense no tuvo circuito futbolístico y sólo llegó al arco defendido por Juan Ojeda con jugadas de pelota parada.
Enzo Pérez insinuó más de lo que concretó por la derecha y el ‘Chino’ Benítez apareció en forma intermitente en la creación. Y si a eso se le suma que Ezequiel Maggiolo y Pablo Piatti no gravitaron en ataque, lo de Estudiantes en la ofensiva fue casi nulo.
Sin embargo, el conjunto que dirige Simeone (perdió por primera vez como entrenador ante River) tuvo la chance de igualar el partido a los 30': un tiro libre de Iván Moreno y Fabianesi, encontró una endeble respuesta de Ojeda, que dio rebote, Marcos Angeleri, de frente, remató pero el arquero de River respondió de manera brillante.
Pero más allá de eso, el cierre de la etapa inicial estuvo más acorde a lo que pasó a los largo de los primeros 45 minutos, ya que García tuvo el tercer gol, pero su disparo se fue por encima del travesaño.
El segundo tiempo fue distinto, ya que Estudiantes mejoró en la marca, asumió el protagonismo para ir a buscar el empate, se plantó en mitad de cancha, y le generó, aunque con cierta dificultad, peligro a la defensa local.
River, ante esto, no se resignó a atacar, pero mostró ciertas falencias en la última línea para conservar la ventaja en el marcador.
A los 28', Maggiolo tuvo el empate en sus pies, pero Ojeda, de manera brillante, evitó la caída de su arco; y a los 30' un cabezazo de Agustín Alayes, ante un error del arquero local, casi se transforma en el 2-2.
A los 32' Belluschi se fue expulsado por una terrible patada a Angeleri y tres minutos después Salgueiro (a los 16' reemplazó a Pablo Piatti), con un golazo, puso el 2-2.
Parecía que se venía ‘la noche’ para River, pero sobre los 36' el chileno Sánchez (a los 24' ingresó por Ortega) aprovechó un grosero error de Alayes para marcar el 3-2 y darle no sólo oxígeno a Passarella sino también la primera alegría a los hinchas millonarios, que celebraron la expulsión de Angeleri sobre los 44' y el 4-2 definitivo de García en el segundo minuto de descuento.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico