Robaron en tres viviendas de otro exclusivo country de Pilar

Tres casas de un country del partido bonaerense de Pilar fueron asaltadas ayer por tres delincuentes que burlaron a la seguridad privada del lugar, ataron y amordazaron a las tres familias y robaron dinero y joyas, informaron fuentes policiales y judiciales.

Buenos Aires (Télam)

Los ladrones permanecieron tres horas dentro del country y mientras en un caso fueron descubiertos en la cocina cenando y tomando vino cuando llegaron los propietarios, en los otros dos sorprendieron a las familias mientras dormían.
El episodio ocurrió entre la medianoche y las tres de la madrugada de ayer en el Village Country Club de Pilar, ubicado en Hipólito Yrigoyen y Misiones, a cinco cuadras de la Autopista Panamericana, en la localidad de Manuel Alberti.
Los investigadores creen que para ingresar los tres asaltantes, que estaban encapuchados y armados con una pistola y una escopeta recortada, saltaron un paredón que da a la calle Misiones y linda con un barrio humilde, en un sector donde no hay cámaras, ni sensores.
Según los pesquisas, los asaltantes burlaron la seguridad privada de la empresa «Watchman» que en ese momento estaba compuesta por cinco vigiladores para las 150 casas que tiene el predio, de las cuales 120 están permanentemente habitadas.
Los ladrones eligieron tres casas cercanas al lugar por donde se sospecha que ingresaron y que son las de los lotes 93, 96 y 98, y, según fuentes judiciales, en todos los casos ingresaron por puertas o ventanas que estaban abiertas.
Fuentes policiales identificaron a las familias asaltadas por sus apellidos: Terencio, Soto y Blanco, pero no precisaron qué lote le pertenece a cada una.
El primer caso fue el más curioso, ya que alrededor de la medianoche, el matrimonio llegó a su vivienda y cuando abrió la puerta se encontró con los tres ladrones en la cocina, comiendo lo que encontraban en la heladera o las alacenas y bebiendo una botella de vino, según confió una fuente judicial.
Los asaltantes redujeron al hombre y a la mujer, los ataron y amordazaron, les robaron el dinero y las joyas que poseían y continuaron cenando hasta que decidieron marcharse e ingresar a una casa vecina.
Allí, sorprendieron mientras dormían a cuatro hermanos jóvenes y adolescentes, a quienes despertaron, amenazaron y ataron.
También robaron dinero, joyas y celulares y pasaron a su tercer objetivo que fue otra casa cercana, donde también despertaron a un matrimonio y sus dos hijos menores.
Al igual que en los casos anteriores robaron dinero y alhajas, y allí terminaron el raid y escaparon del country alrededor de las 2:45.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico