Rodrigo Nieves fue reconocido por el hermano del mecánico asesinado

Rodrigo Nieves fue formalmente imputado ayer por el homicidio de Jorge Feliciano Olivera, quien falleció el domingo producto de la herida de bala que tres días antes recibió en la cabeza. El juez dictó la prisión preventiva del imputado por 60 días. En la rueda de personas que se realizó después de la apertura de la investigación, el sospechoso fue reconocido por el hermano de la víctima.

La audiencia de control de detención y apertura de la investigación de Rodrigo Nieves (18) se llevó a cabo ayer en la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia y fue presidida por el juez penal, Mariano Nicosia. El Ministerio Público Fiscal fue representado por la funcionaria Inés Bartels, mientras que el detenido fue asistido por la defensora pública, María Cristina Sadino.

En ese marco la acusadora pública solicitó que se declarara legal la detención de Nieves, quien se presentó de manera espontánea en la Oficina Judicial a las 7:30 del martes para ponerse a derecho. Bartels también pidió que se formalizara la apertura de investigación en contra del imputado por el delito de homicidio simple y agravado por el uso de arma de fuego, en calidad de autor.

El delito que describió la funcionaria de Fiscalía es el que ocurrió alrededor de las 20 del jueves 3 de enero de este año, cuando según la imputación de la acusadora pública, Rodrigo Nieves se presentó en la vivienda del barrio San Martín donde residía Olivera y haciendo uso de un arma de fuego le efectuó tres disparos, uno de los cuales impactó en la cabeza del joven mecánico, causándole heridas irreversibles.

El móvil del ataque habría sido que Olivera se negó a repararle un auto a Nieves ya que en una anterior oportunidad no le había pagado por un trabajo.

Los peligros procesales de fuga y entorpecimiento de la investigación fueron descriptos por la funcionaria para fundar el pedido de la prisión preventiva. En principio porque se trató de un caso de gravedad que terminó con la vida de una persona. Se trata de un delito que tiene una pena mínima que parte de los 10 años y 8 meses de prisión y que en su máximo supera los 33 años.

El plazo de seis meses de investigación y el mismo tiempo para la medida de prisión fue lo que estimó conveniente la titular de la acción penal, lo cual fue cuestionado por la defensora pública.

De todas maneras el juez resolvió acortar ambos plazos y otorgó un límite de 60 días, tanto para la revisión de la prisión preventiva como para la presentación de la acusación pública.

RUEDA POSITIVA

A pedido del Ministerio Público Fiscal el juez ordenó la realización de una rueda de personas, de las cual participó como testigo un hermano de la víctima, quien antes de ver a los muletos que formaron parte de la rueda, describió con precisión al imputado, sobre quien dijo haberlo visto en dos ocasiones.

Sin ningún tipo de dudas el testigo reconoció perfectamente al imputado, asegurándole a las partes que fue él quien mató a su hermano y de esa manera se sumó una prueba importante en contra del sospechoso.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico