Roma recibe la Semana Santa con nuevo Papa

La Ciudad Eterna siempre ha sido uno de los escenarios más importantes del mundo para la celebración de la Semana Santa. Sin embargo, al ser también sede del Vaticano, este año el gran atractivo es aún mayor con el reciente Cónclave de cardenales que eligió al primer Papa sudamericano. Se espera que miles de turistas lleguen a la capital italiana para celebrar una de las principales fiestas del catolicismo.

Roma es una ciudad hermosa por su arquitectura y su estilo de vida ligado a la historia del viejo imperio romano. Por estos días, la ciudad es la pantalla del mundo. Desde allí, en la sede del Vaticano, país autónomo que se encuentra en la ciudad, miles de periodistas cubren los primeros días de actividad del nuevo Papa: el ex arzobispo de Buenos Aires, Jorge Bergoglio, quien se convirtió en el primer pontífice latinoamericano de la historia católica. 
En este marco, todos presagian una Semana Santa diferente, ya que Roma va a recibir a sus habituales visitantes, pero también a quienes llegan atrapados por estos días de renovación que presenta la Iglesia.  
Semana Santa, se extiende desde el Domingo de Ramos hasta el Domingo de Resurrección. Ya se destacó “El Angelus”, que ofició el Papa enviando un mensaje a los jóvenes.
Ahora llegará la “Misa del Crisma” (Jueves Santo) donde se bendecirá el Olio Santo que significa la unificación de la Iglesia Católica y su sentir alrededor del mundo; y la Misa de la Cena del Señor, en la cual se rememora la última cena de Jesús y se efectúa el “Lavado de los pies”, donde el Papa lavará los pies de doce personas escogidas entre los presentes.
En el Viernes Santo, además, ocurrirá una de las manifestaciones más emotivas con la procesión que escenifica el Vía Crucis de Jesús hasta su crucifixión, la cual parte desde el interior del Coliseo y culmina en las Colinas del Palatino. Miles de feligreses acompañan con antorchas la peregrinación que acostumbra ser guiada por el propio Papa.
Además, durante el Sábado de Gloria los visitantes podrán conocer las distintas y hermosas iglesias romanas y presenciar los templos a oscuras ya que no habrá luces ni velas, coros, ni cantos porque se estará a la espera del anuncio de la resurrección. En la noche, por su parte, se podrá disfrutar de la Misa de la Vigilia celebrada en la Plaza San Pedro.
Finalmente, el Domingo de Resurrección tiene lugar la misa más concurrida del mundo desde la misma plaza, en la que el Papa transmite su mensaje “Urbi et Orbi”, donde ofrece redención y bendiciones a todos los presentes.
Roma sin duda es mucho más que sede de la fe cristiana. Allí se concentra el mayor número de bienes históricos y arquitectónicos del mundo, gracias a haber sido la cuna del poderoso Imperio Romano y del Poder Pontificio que influyeron en todos los aspectos de la vida de la sociedad occidental.
Durante los días festivos de la Semana Santa, los viajeros pueden conocer también el famoso Coliseo, el Foro Romano, los museos Vaticanos, la Fontana de Trevi y la plaza Navona, entre otros muchos lugares que exhiben la magnificencia del arte antiguo y del renacimiento.
Entre sus construcciones majestuosas, la Ciudad Eterna brinda a sus visitantes mercadillos de antigüedades, tiendas de diseñadores, estupendos restaurantes, lugares para disfrutar la noche, teatro y un sinfín de atractivos para todos los gustos.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico