Rusia advierte que cortará el gas a otros países de Europa

Moscú dijo que aplicará a otros las mismas reglas que a Polonia y Bulgaria, que denunciaron la interrupción de los envíos como chantaje.

La suspensión del suministro de gas ruso a Bulgaria y Polonia, por no haber pagado en rublos como solicitaba el gobierno ruso, es consecuencia de unos actos hostiles contra Rusia, afirmó el miércoles el Kremlin, que adelantó que otros países europeos podrían sumarse a la lista.

"Las condiciones fijadas forman parte de un nuevo método de pago elaborado tras unas acciones inamistosas sin precedentes", que siguieron a la ofensiva rusa en Ucrania, declaró el vocero del Kremlin, Dmitri Peskov.

"Si alguno se niega a pagar con el nuevo sistema, se aplicará el decreto del presidente ruso", subrayó.

El pedido de pagar en rublos agregó el vocero, no es un chantaje, porque Rusia sigue siendo un proveedor de energía confiable. Es "una respuesta a actos hostiles contra Rusia", insistió Peskov.

El primer ministro de Polonia acusó hoy a Rusia de intentar "chantajear" a su país con una abrupta suspensión de sus suministros de gas y dijo creer que la medida fue una represalia por recientes sanciones polacas contra Moscú por la invasión de Ucrania.

Las sanciones anunciadas ayer por el Gobierno del premier Mateusz Morawiecki tuvieron por blanco a unos 50 empresarios y compañías rusas, entre ellas Gazprom, la empresa estatal de gas ruso.

Horas después, Polonia dijo haber recibido una comunicación de Gazprom de que iba a suspender el envío de gas porque Varsovia no pagó en rublos.

En una intervención ante el Parlamento, el premier Morawiecki prometió que Polonia no se verá intimidada por el corte del gas y dijo que el país del este de Europa estaba seguro gracias a años de esfuerzos para conseguir energía de otras fuentes que no fueran Rusia.

El premier agregó que las unidades de almacenamiento de gas polacas estaban al 76% de capacidad y que disponían de otras fuentes de suministro.

La empresa gasista de Polonia, PGNiG, consideró no obstante que el corte inmediato supone una violación de los contratos en vigor y que, por tanto, solicitará una indemnización, informó la agencia de noticias DPA.

El 45% de todo el gas que consume Polonia proviene de Rusia. Pero Polonia usa mucho más carbón que gas para la calefacción de viviendas y la industria, y el gas solo representa el 9% de la mezcla energética del país.

El primer ministro búlgaro también acusó a Rusia de un "chantaje inaceptable", después de que Gazprom suspendiera sus suministros de gas.

"Constituye una grave violación del contrato", declaró Kiril Petkov ante la prensa. "No cederemos a un chantaje así", recalcó citado por la agencia de noticias AFP.

El jefe de Gobierno agregó que Bulgaria "revisará todos sus contratos con Gazprom, incluido el que se refiere al tránsito" hacia terceros países como Hungría.

En un comunicado, Gazprom indicó haber notificado a la sociedad búlgara Bulgargaz y a la polaca PGNiG la "suspensión de los suministros de gas a partir del 27 de abril y hasta que se lleve a cabo el pago" en moneda rusa.

El presidente ruso, Vladimir Putin, declaró el mes pasado que Rusia solo aceptaría el pago de gas en su moneda nacional, el rublo, en respuesta a las sanciones occidentales impuestas a raíz de la guerra en Ucrania.

Bulgaria pagó por adelantado los suministros en abril, lo que demuestra que Gazprom ha incumplió su contrato.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico