Rusia retorna a una práctica propia de la Guerra Fría

Moscú (Télam)
El presidente de Rusia, Vladimir Putin, anunció ayer que bombarderos estratégicos de su país reanudaron vuelos de «largo alcance» a distintas regiones del globo, inclusive a aquellas patrulladas por la OTAN, en un drástico retorno a una práctica de la Guerra Fría.
Putin justificó los vuelos, que se realizan por primera vez en 15 años, como respuesta a la creciente amenaza que representan «ciertos países», informó la gencia alemana DPA.
«Rusia canceló los vuelos de forma unilateral en 1992. Por desgracia, nuestro ejemplo no fue seguido por todos los países», dijo Putin tras el despegue de 14 bombarderos, aviones cisterna y cargueros de largo recorrido desde siete aeropuertos rusos.
El mandatario señaló también que su decisión parte del «presupuesto de que nuestros socios recibirán con comprensión la reanudación de los patrullajes. Nuestros pilotos, en mi opinión, se quedaron demasiado tiempo en el banquillo. Para ellos comienza una nueva vida».
A pesar de este comentario, a ningún observador se le escapó que la reanudación de los vuelos estratégicos rusos representa un supuesto regreso al escenario de la Guerra Fría, con Moscú desafiando a Washington.
Los bombarderos soviéticos volaban rutinariamente sobre áreas controladas por la OTAN en épocas de la Guerra Fría, pero esa práctica se interrumpió tras el colapso económico post-soviético.
El boom de los precios mundiales del petróleo de los últimos años permitió a Rusia -dueña de ricas reservas de crudo- incrementar enormemente su presupuesto militar.
La decisión anunciada oficialmente ayer es una fuerte reacción ante el plan de la Casa Blanca de instalar un sistema antisimisilístico en Polonia y República Checa, dos países que fueron aliados de la desaparecida Unión Soviética desde el final de la Segunda Guerra Mundial hasta el derrumbe del bloque socialista en Europa oriental.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico