Salón de Frankfurt: novedades de muestra alemana

Los autos eléctricos dominan la muestra que se está desarrollando en Alemania, con presentaciones que llegarán a la Argentina en los próximos años.

Los nuevos coches eléctricos alemanes son las estrellas del salón del automóvil de Frankfurt en un mercado a la baja en el que los fabricantes temen el impacto de la nueva normativa europea contra la contaminación.

En la noche previa a la apertura de la muestra, se anticipó la presentación del nuevo coche eléctrico de Volkswagen, llamado ID.3, un vehículo compacto que la marca compara con su célebre ‘escarabajo’.

El grupo Volkswagen también presentó el Taycan, un coche deportivo de lujo 100% eléctrico de su marca Porsche, capaz de pasar de 0 a 100 km/h en menos de tres segundos y que quiere rivalizar con Tesla, la empresa de California líder mundial de los coches eléctricos.

Este año muchas marcas extranjeras decidieron no venir al salón, entre ellas los gigantes japoneses Toyota y Nissan, los estadounidenses General Motors y Fiat-Chrysler y los franceses Renault, Peugeot y Citroën.

Según Ferdinand Dudenhöffer, director del Center Automotive Research (CAR), la crisis del salón es consecuencia de la mala imagen de la industria alemana “afectada por el ‘dieselgate’ [el escándalo de los motores trucados de Volkswagen] y el desarrollo tardío del coche eléctrico”.

El sector en su conjunto vive un periodo difícil por el cambio tecnológico, que necesita miles de millones de dólares en inversiones, así como por la guerra comercial, el brexit y, en Europa, los nuevos límites de emisiones de CO2.

En el primer semestre del año, el mercado mundial de automóviles retrocedió un 5%, sobre todo a causa de China.

Los fabricantes alemanes se vieron particularmente afectados por la crisis y en los primeros ocho meses del año la producción cayó un 11% con respecto al mismo periodo del año anterior, según cifras de la federación profesional (VDA). Entre enero y julio, las ventas del grupo Volkswagen también cayeron un 2,7%.

En Europa, a partir del año que viene, los coches nuevos deberán tener emisiones medias de CO2 inferiores a 95 gramos por kilómetro, con importantes multas en caso de incumplimiento.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico