San Luis también apuesta a termas

La provincia realiza inversiones para mejorar y desarrollar los complejos San Jerónimo y Balde. El circuito termal está inmerso en un entorno natural de gran belleza.

Ese circuito se completa con la visita al vasto desierto blanco de las Salinas del Bebedero -a 42 kilómetros al sudoeste de la capital provincial-, un lugar de gran belleza, que presenta todo su esplendor en invierno y primavera, cuando en su superficie se acumulan grandes cantidades de sal.
El director de Promoción Turística de San Luis, Federico Ávila, señaló: "Las aguas termales de estos centros son consideradas mesotermales, porque tienen una temperatura de 43° y surgen desde 400 metros de profundidad".
PRODUCTO CONSOLIDADO
El segmento del Turismo Termal o de Bienestar en la Argentina alcanza a casi dos millones de personas y genera un movimiento económico de alrededor de 1.800 millones de pesos anuales.
El complejo de San Jerónimo cuenta con unas 80 plazas hoteleras, mientras que el de Balde suma 20.
Las aguas termales mineralizadas de estos dos complejos, pueden disfrutarse en piscinas de todos los tamaños y con
varias temperaturas de agua, tanto climatizadas como al aire libre.
Los complejos termales ofrecen la ventaja de estar ubicados cerca de la capital provincial.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico