Sangriento atentado se produjo en Bagdad

Al menos 66 personas murieron y otras 140 resultaron heridas por las explosiones de 3 coches bomba en Bagdad, en el atentado más importante perpetrado en la capital iraquí desde que se implementó hace cuatro días el nuevo plan de seguridad.

Bagdad (Télam)
Uno de los atentados, ocurrido en el distrito de Nuevo Bagdad, habitado en su mayoría por chiítas, se produjo por dos explosiones casi simultáneas de sendos coches bomba que estaban estacionados a veinte metros de distancia entre sí, y que habrían sido accionados por control remoto.
El hecho se produjo a pesar del significativo aumento de la vigilancia y de la la instauración del toque de queda, informó Europa Press.
En tanto, otro coche bomba en el barrio también mayoritariamente chiíta de Ciudad Sadr, causó ayer la muerte de una persona y heridas graves a otras diez, según la policía.
Por otra parte, las fuerzas estadounidenses e iraquíes informaron que mataron a 15 insurgentes y se incautaron de abundante armamento durante una serie de redadas efectuadas en barrios bagdadíes, donde se sospecha que se esconden insurgentes sunitas y chiítas.
En las redadas de este tipo, cuya frecuencia se intensificó notoriamente en el área de Bagdad y sus alrededores desde que entró en vigor, el 14 de febrero, el nuevo plan de seguridad propiciado por los Estados Unidos, fueron detenidos a 77 sospechosos.
El Ministerio del Interior iraquí había dicho el sábado que «durante los tres primeros días de ofensiva contra los insurgentes se había reducido el número de atentados en un 80 por ciento».
También la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, quien arribó el sábado sorpresivamente a Bagdad para brindar su apoyo al plan, había elogiado la puesta en marcha del mismo, declarando que había determinado «un descenso sustancial de las acciones terroristas».
Sin embargo, durante la semana pasada, generales estadounidenses advirtieron que la merma en la violencia en la región duraría sólo hasta que los insurgentes acordaran una nueva medida y adaptaran nuevas estrategias al respecto.
En tanto, las autoridades iraquíes reabrieron ayer los pasos fronterizos con Irán luego de tres días de cierre cuyo comienzo coincidió con el lanzamiento del importante operativo de seguridad en Bagdad.
El paso fronterizo de Shalamcha, ubicado a unos 70 kilómetros al este de Basora, fue abierto, al igual que otros puntos de la frontera, según declaró el director de operaciones fronterizas, el general de brigada Rahdi Karim al Makiki.
Las fronteras de Irak con Siria e Irán habían sido cerradas esta semana y -según informó un portavoz de la operación, el general de brigada Qassim Mussawi- serían abiertas gradualmente bajo «intensa observación».
El controvertido plan de seguridad desplegado en Irak, cuyos resultados no se vislumbran con claridad aún, prevé el despliegue de 85.000 efectivos de seguridad antes de mayo, de los cuales 50.000 son fuerzas iraquíes y 35.000 estadounidenses.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico