Santa Cruz es la provincia más afectada

Entre las tres medidas que se anunciaron para profundizar el ajuste del gasto público en este año y el próximo, se destaca el fin del Fondo Federal Solidario (FFS), que transfería el 30% de la recaudación de los derechos de exportación a la soja a las provincias y municipios. Con su fin, el efecto sobre algunas arcas provinciales será más fuerte que sobre otras.

Cada año, el gobierno nacional sumaba lo correspondiente del FFS a cada provincia junto con las transferencias automáticas, y esos fondos específicamente debían ser usados para gastos de infraestructura, según lo dispuso la ley que le dio creación en 2009, por iniciativa de Cristina Kirchner.

El Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF) estimó que un grupo selecto de provincias (lideradas por Santa Cruz, Entre Ríos y Tucumán) serán las más afectadas por la medida que tomó Hacienda.

En general, destaca el estudio privado, “el FFS revestía importancia para el financiamiento de los gastos en infraestructura” en las jurisdicciones donde ya de por sí el gasto de capital era bajo en comparación con el promedio nacional.

En esos casos, el FFS cubrió “en promedio en los últimos dos años alrededor del 15% al 20% de su gasto de capital anual”.

De acuerdo a lo comunicado por el Ministerio de Hacienda, la eliminación del FFS representará un ahorro para la Nación de $8.500 millones este año y de $26.500 millones durante el próximo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico