Sarmiento: acusaron a un menor por encubrimiento

Un joven de nacionalidad boliviana fue acusado por el Ministerio Fiscal de Sarmiento por encubrimiento y lo señaló como el receptor de una serie de elementos sustraídos en distintos robos a comercios de esa ciudad. Para él pidieron tres años y medio de cárcel.

El hecho investigado data del 10 de octubre de 2006, oportunidad en la que autores ignorados rompieron un vidrio del local comercial Lucaioli, ubicado en calle Uruguay y Roca, y sustrajeron una cámara filmadora, una máquina fotográfica y un estéreo (todos de marca Sony).
Luego de esa fecha, entre el 10 de octubre de 2006 y el 17 de enero de 2007, el chico acusado, cuyas iniciales son S.G.C., habría receptado la cámara filmadora marca Sony, producto del hecho relatado. También el 26 de noviembre de 2006, luego de romper un vidrio del local comercial de telefonía celular de María Teresa Estela, ubicado en Pellegrini y San Martín, autores ignorados sustrajeron siete teléfonos celulares.
Entre esa fecha y el 17 de enero de este año el imputado habría receptado dos de esos teléfonos.
El 13 de enero de 2007, en la calle Alberdi 454, autores ignorados, previo romper un vidrio ingresaron y sustrajeron quince celulares pertenecientes a la empresa CTI Móvil. Luego de esa fecha y hasta el 17 de enero, el menor imputado, habría receptado 10 de esos teléfonos, siendo seis Motorola, dos marca Alcatel, uno marca Nokia y uno Pantech.
El Ministerio Público indicó que cuenta con diez medios de prueba instrumental y seis testimonios. El joven, está imputado del delito de encubrimiento por receptación de cosas provenientes de un delito en tres hechos, los cuales resultan agravados por la habitualidad del encubrimiento. 
Con relación a la determinación de la pena o la posibilidad de aplicar alguna medida socioeducativa, la Fiscalía consideró que deben tenerse en cuenta que la naturaleza de la acción ayuda a los autores para que puedan ocultar el producto de lo sustraído, la reiteración de la conducta, la edad del imputado, siendo este un menor de edad, la falta de motivos para delinquir, incluso los vínculos personales que tiene esta persona con los autores de los hechos ilícitos que este encubre.
También consideró la falta de cumplimiento sin justificación en dos oportunidades de la comparencia a la seccional y no haberse quedado en su casa en el horario establecido y haber, además, ingresado al país en forma ilegal.
Asimismo el Ministerio Público solicitó la realización de los exámenes mentales obligatorios respecto del imputado, dándole intervención al cuerpo médico forense de Comodoro Rivadavia.
Finamente Fiscalía solicitó la aplicación de la pena de 3 años y 6 meses de prisión.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico