Sarmiento: secuestraron arma de fuego en un allanamiento

La policía de Sarmiento secuestró un arma de fuego durante el allanamiento que se llevó a cabo en un domicilio particular. La causa se inició a partir de una denuncia por amenazas que radicó un vecino en la Comisaría de la ciudad de los lagos.

A partir de una denuncia por amenazas con arma de fuego efectuada el 7 de enero por Nelson Waldemar Acosta, la policía de Sarmiento inició una investigación que concluyó con el secuestro de un revólver calibre 22.
De acuerdo a la versión del denunciante el día anterior, aproximadamente a las 19, se presentó en la casa de Gustavo Valencia, ubicado en calle Lavallle entre avenida Regimiento de Infantería 25 y José Ormachea del barrio Estación.

REBELION EN LA GRANJA
El denunciante le contó a la policía que desde el interior de la vivienda salió el hermano del ocupante, Daniel Valencia, más conocido como «El Gallo», quien esgrimiendo un arma de fuego y un cuchillo le habría asegurado «vos sos el hermano del Mono» y luego de ello le efectuó un disparo al cuerpo de Acosta, quien debió arrojarse al suelo para evitar ser lesionado. 
El agresor se acercó con el arma blanca en una mano y con la otra continuó apuntándolo con el revólver a la altura de la cabeza, pero afortunadamente entró en escena el dueño de casa, indicándole que Acosta no era la persona a la que quería agredir.
De esa manera impidió que la situación tuviera un resultado fatal. Con esos elementos para la investigación, la fiscal Andrea Vázquez solicitó al juez de Garantías una orden de allanamiento, la cual fue llevada adelante por efectivos de la Comisaría local en conjunto con la policía judicial.
En ese marco se allanó el domicilio de Daniel Valencia y durante la requisa no se encontraron las armas que habría usado Valencia, pero para sorpresa de los investigadores, cuando «El Gallo» regresó de su trabajo, decidió en forma voluntaria entregar el arma de fuego que terminó secuestrada. Se trata de un revólver calibre 22 marca Bagual, según indicaron las fuentes judiciales.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico