Se arrojó de un coche y le dijo a la policía que era víctima de trata
El jueves a las 20:30 efectivos policiales de la Seccional Segunda rescataron a una mujer que se arrojó desde un vehículo en Alem y Rivadavia. La joven les pidió ayuda a los policias. Les dijo que era víctima de trata de personas y que hacía dos días que no comía. Describió el vehículo desde el que se había arrojado. Así la policía logró localizarlo en La Loma y lo secuestró. Además, el conductor fue detenido por orden de la jueza Eva Parcio en relación a la Ley 26.364 por trata de personas. Tras prestar declaración indagatoria, el sospechoso recuperó la libertad pero sigue imputado a la causa.

El jueves a la noche personal policial de la Seccional Segunda rescató una mujer de 35 años, oriunda de la provincia de Tucumán que se arrojó de un auto en movimiento en Alem y Rivadavia y le dijo a los efectivos que era víctima de trata de personas.

Los policías que hacían patrullaje se vieron sorprendidos por la situación y le preguntaron en qué vehículo había sido llevada. La mujer les indicó que se tratana de un Fiat, color gris, sin patente con un stiker de 1.8, de color negro.

La joven fue traslada hacia la comisaría en donde quedó a resguardo del Juzgado Federal.

Minutos después el personal policial que se encontraba realizando un control e identificación de vehículos, encontró circulando en Viamonte y Sarmiento un vehículo con las mismas características aportadas por la víctima.

A su conductor, P.A. le solicitaron la documentación correspondiente del automotor y este dijo no tenerlos, por lo que se procedió a labrarle la correspondiente acta de infracción al tránsito y al secuestro del rodado.

El vehículo Fiat Palio, sin dominio y con un stiker 1.8 color negro, quedó secuestrado.

Aunque el conductor no tenía pedido de captura a nivel provincial, la jueza federal de Comodoro Rivadavia, Eva Parcio, pidió su detención por presunta infracción a la Ley 26.364 de trata de personas.

Al cierre de esta edición, Parcio sometía a indagatoria al detenido quien recuperó la libertad pero deberá presentarse cada quince días ante la Justicia.