Se entregó el adolescente de 16 años, presunto asesino de Oñativia

El presunto asesino de Kevin Oñativia, C. T. tiene 16 años, y se entregó esta mañana en la Oficina Judicial. Hoy, el menor y Nehemías Rúa (20) serán sometidos a la audiencia de control de detención.

El presunto asesino de Kevin Angel Oñativia (17) tiene 16 años y fue identificado como C.T. Según pudo averiguar El Patagónico, el menor se entregó esta mañana en la Oficina Judicial.

El adolescente mantenía una enemistad manifiesta desde hace tiempo, explicitada abiertamente en la red social Facebook, con la víctima.

“Ya te voy a encontrar”, le habría escrito el asesino a la Kevin en mensajes a los que los investigadores accedieron al revisar la cuenta de Kevin, quien les había mostrado a sus hermanas los mensajes que le mandaban, tanto el presunto asesino como Nehemías Rúa (20), detenido el lunes pasado.

“Ahora te la vas a tener que bancar” le decían. Según sus hermanos, Kevin les pidió juntarse para aclarar sus diferencias a través del diálogo, resaltando que él no quería problemas con nadie.

Pero finalmente el domingo, poco después de las 22.30, C.T. y Nehemías Rúa (20) encontraron a Oñatibia caminando por Medrano casi Coliboro del barrio Abel Amaya, a unas cuadras de su casa. Estaba acompañado de un joven -que ahora es testigo de identidad reservada- que ha aportado datos fundamentales para la causa. Oñatibia había terminado de comer cuando salió con su amigo desde su casa.

Según los investigadores, los homicidas primero amenazaron a Kevin. Estaban armados, según el testigo, y se movilizaban en un vehículo que quedó en marcha durante el fugaz encuentro. Pero luego de las amenazas, Oñatibia intentó correr y al darse vuelta desde unos dos metros el asesino le disparó a quemarropa y un proyectil de pistola calibre 22 le ingresó en la nuca. El acompañante del que gatilló se habría mostrado sorprendido con la fatal acción. “No era para tanto”, le habría dicho al que disparó.

La Brigada de Investigaciones, a cargo de los comisarios Andrés García y Pablo Lobos, trabajó en conjunto con el comisario Jorge Calderero de la Seccional Quinta y los fiscales de turno, Martín Cárcamo y Verona Dagotto. Así lograron identificar a los sospechosos.

El lunes realizaron varios allanamientos dispuestos por la juez Gladys Olavarría que concluyeron con la detención de Rúa cuando se movilizaba a bordo de un transporte de personal.

AUDIENCIA DE CONTROL DE DETENCION

Este miércoles el menor C. T. (16) y Rúa (20) serán sometidos a la audiencia de control de detención.

A Rúa solo se le imputarán las amenazas con arma de fuego, ya que acompañaba al presunto asesino pero él no disparó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico