Se hizo encima, siguió corriendo y así pudo batir su propio récord

Una atleta corría una maratón y tuvo un percance intestinal: evacuó en sus pantalones y no paró. "Me importaba un carajo si alguien lo notaba", dijo.

Un poco de dolor y una evacuación intestinal inesperada no fueron suficiente para evitar que Tamara Torlakson avanzara a toda máquina durante una maratón en California hasta batir su propio récord.

La experimentada corredora fue mamá hace nada más que 13 meses y decidió volver a la actividad plena luego de la felicidad más grande de su vida. Para eso se anotó en la maratón de Playa Mountains 2, que comienza en Ojai y termina en Ventura, al oeste de Los Ángeles.

Su experiencia en este tipo de pruebas la lleva siempre a tomar la precaución de ir al baño antes de cada largada, aunque esta vez las cosas no salieron como esperaba. A unos pocos kilómetros de la meta, no soportó más y tomó otra fuerte decisión: sus intestinos pedían una evacuación inmediata, pero al ver que estaba cerca de realizar su mejor marca, la mujer se hizo encima de sus pantalones.

"Fue incómodo, pero estaba convencida de que el ‘basurero táctico’ realmente me ayudaría a lograr un nuevo récord personal", contó. "No dejé que eso me detuviera en seco. Y funcionó: ¡Corrí 3:07 ese día! Fue solo caca, no me parece asqueroso o gran cosa, jajaja!!!", publicó Tamara en su cuenta de Instagram. Finalizada la carrera, su caso se viralizó: "Tenía que concentrarme. Simplemente salió y me sentí mucho mejor’’, dijo Tamara, de 33 años. Y cerró, con total sinceridad: "Me importaba un carajo si alguien lo notaba".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico