Se le rompió una bolsita con cocaína que llevaba en sus partes íntimas

Le pasó en Trelew a una mujer de 25 años que en la noche del viernes llegó convulsionando al hospital, trasladada desde una comisaría en donde momentos antes había quedado detenida por registrar un pedido de captura. 

Según informa Radio 3, la joven había sido conducida a la dependencia desde un domicilio del barrio Malvinas Argentinas de Trelew para que denunciara un caso de violencia de género del que habría sido víctima y terminó presa.

Ahora, su estado sigue siendo delicado. Hasta las últimas horas continuaba internada con una custodia policial, pero estaría fuera de peligro.

La misma policía dejó trascender el caso, que se registró la noche del viernes luego que personal de la comisaría Tercera condujera a la mujer a la dependencia a realizar la denuncia por un hecho de violencia que había sufrido aparentemente al ser atacada por su expareja.

Fueron a buscarla a una vivienda de la calle 25 de Mayo al 1700 en el sector sudoeste de la ciudad y cuando se encontraba en la seccional se verificó que tenía un pedido de captura pendiente de la Justicia de Trelew por un ilícito del que estaría imputada. En consecuencia la notificaron de que quedaría detenida.

Unas horas después, mientras se encontraba alojada en un calabozo, habría comenzado a sentirse mal, aparentemente se descompensó e ignorándose lo que le ocurría desde la dependencia policial llamaron una ambulancia en la que terminó siendo evacuada al hospital local.

La versión policial afirma que en el nosocomio sufrió al menos tres paros cardíacos y que en esa circunstancia el médico que la asistió, revisándola, descubrió los envoltorios con droga que tenía ocultos en sus partes íntimas. Uno de ellos estaba roto y gran parte de su contenido ya no lo tenía.

Un especialista en la materia de la Jefatura de Policía en declaraciones que hizo ayer a distintos medios de la zona, informó que la cantidad de cocaína que le habían encontrado era de aproximadamente 15 gramos.

Lo que no dijo fue si habían logrado clarificar por qué la mujer ocultaba la droga en el ano y la vagina; si lo que le descubrieron sería parte de una cantidad mayor y si no se trataría de “una mula”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico