“Se ocupa”

Buenos Aires (Télam)
El titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Ricardo Echegaray, defendió ayer las medidas tomadas para paliar los efectos de la sequía, al sostener que el Gobierno “se ocupa” de los problemas que se registran en el sector agrícola-ganadero.
“El Gobierno nacional cuando tuvo efectivamente un mapa meteorológico, no sólo se preocupó por los problemas del sector agrícola ganadero sino que se ocupó”, dijo Echegaray en declaraciones radiales.
El titular de la AFIP se refirió de esta forma a las decretos publicados ayer en el Boletín Oficial, que establecen la situación de Emergencia Agropecuaria para las provincias o distritos que previamente establezcan esta situación a causa de la sequía, junto con la gratuidad de la Carta de Porte que deben presentar los productores para trasladar sus granos a los centros de acopio.
“Ha habido una serie de medidas sistemáticas que concluyeron con los Decretos 33 y 34 (publicados hoy en el Boletín): uno posponiendo el pago de los impuestos por un año a los que estén afectados por la sequía, y por otro, estableciendo un sistema de Carta de Porte gratuito”, precisó el funcionario.
Al ser consultado sobre las quejas formuladas por las entidades respecto a la Carta de Porte, en especial desde la Federación Agraria Argentina, Echegaray dijo que hasta el momento en la instrumentación de ese servicio “trabajaban intermediarios, que eran las entidades, y ahora pasa a ser gratuito y las entidades deberían estar festejando”.
La situación de Emergencia Agropecuaria, dictada a través del décreto 33 que lleva la firma de la presidente Cristina Fernández de Kirchner, permitirá a los productores diferir por el plazo de un año el vencimiento de las obligaciones fiscales de pago, correspondientes al Impuesto a las Ganancias de personas físicas y jurídicas, el Impuesto sobre los Bienes Personales e Impuesto a la Ganancia Mínima Presunta.
El diferimiento de las obligaciones fiscales de pago comprenderá los anticipos y saldos de declaraciones juradas cuyos vencimientos operen entre el 1 de febrero y el 31 de julio de 2009.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico