Se radicó en Rawson para estar cerca del condenado que ahora la amenazó de muerte

Daniel Cabrera podría ser condenado a dos años de prisión de cumplimiento efectivo por amenazar a su pareja con un arma. Están radicados en Rawson porque él cumplió en la U6 una condena por homicidio.

Luego de escucharse a los testigos, víctima y victimario, además de los alegatos de fiscalía y defensa, se aguarda la resolución de la jueza de garantías Karina Breckle que deberá resolver sobre si el imputado Daniel Cabrera es culpable o inocente de una serie de delitos en el marco de violencia de género en el que fue víctima su pareja. La sentencia se conocerá el viernes 20 de mayo a las 12 horas.

La procuradora fiscal Janet Davies ratificó el pedido de dos años de prisión de efectivo cumplimiento en contra de Cabrera, que en el año 2014 ya cumplió una condena por homicidio.

El juicio oral y público se lleva adelante en la Oficina Judicial de Rawson. El imputado es representado por la defensora particular Gilda Accomazzo, mientras que por el Ministerio Público Fiscal que llevó adelante la investigación, estuvieron presentes la procuradora de fiscalía Janet Davies y el fiscal general Fernando Rivarola.

Los hechos de violencia de género datan de una relación de pareja iniciada en el año 2008 en la provincia de Buenos Aires, y que se mantuvo a pesar de una condena por un homicidio que purgó el imputado, que terminó de cumplir en la Unidad 6 de Rawson, donde la mujer víctima de los hechos se vino a vivir.

Según los dichos de la mujer y avalados por profesiones en psicología que la trataron, las situaciones de violencia se produjeron de manera sistemática durante varios años, hasta que en marzo de 2021 se produjo una nueva situación de amenaza de muerte en contra de la mujer. Según la acusación, el hombre sacó una escopeta y apuntándola a la cabeza la amenazó con matarla.

“REINCIDENTE”

Este jueves, tras escucharse a la víctima P.C. y al imputado que contaron sus respectivas versiones de los hechos, además de aspectos de la relación de varios años de pareja, llegó la etapa de los alegatos.

La procuradora de fiscalía Janet Davies hizo un resumen de los dichos de los 9 testigos que expusieron en función de la investigación realizada. El fiscal general Fernando Rivarola complementó la línea argumental de la importancia de la “coherencia y credibilidad” del testigo único, de las 16 denuncias que realizó la víctima que denotan amenazas “crónicas” en el claro marco de “violencia de género”.

Concluyó en que, según los testigos, los hechos fueron probados, por lo que ratificó el pedido de condena a dos años prisión de efectivo cumplimiento, el pago de una multa de 10.000 pesos y la declaración de “reincidente” teniendo en cuenta que Cabrera ya cumplió una condena por homicidio, pena que terminó de cumplir en junio del año 2014.

Luego lo hizo la defensora particular Accomazzo que brindó sus conclusiones en el alegato de conclusión del debate, destacando el carácter de “inocencia” de Cabrera porque “no se han podido probar los hechos imputados”. Destacó también la “falta de testigos directos de las amenazas”. Calificó los hechos como “desavenencias de pareja” que debieron ventilarse en la Justicia de familia y nunca haber arribado a una instancia penal. Se pidió la absolución y anticiparon que se impugnará el fallo en caso de ser hallado culpable.

Los delitos que fueron imputados contra Cabrera son los de amenaza agravada por arma, tenencia ilegal de arma de uso civil, amenaza simple, todo enmarcado en la Ley de protección de las mujeres.

Fuente: Ministerio Público Fiscal

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico