Se robaron el tanque de agua de una escuela de Caleta Olivia

Amparados en la oscuridad de la noche y aprovechando la inexistente iluminación de un pasaje del barrio Los Pinos, individuos inescrupulosos se robaron uno de los dos tanques de agua de mil litros de capacidad de la Escuela Primaria 65 "Mar Argentino". Estaba montado sobre una estructura de hierro a casi tres metros de altura.

Caleta Olivia (agencia)

El hecho delictivo se habría registrado en la madrugada del domingo y causó indignación en la comunidad, pero en cierta manera era previsible que ese establecimiento fuera objeto de algún hecho vandálico.

Ello en razón de que frecuentemente suele verse a grupos de jóvenes que ingresan al patio que da sobre ese pasaje de tierra por un sitio donde años atrás existió un portón y se quedan hasta avanzada la madrugada ingiriendo bebidas alcohólicas en una escalera de cemento que lleva a unas oficinas.

Prueba de esa presencia es la gran cantidad de grafittis que impregnan las paredes y si no ingresaron antes al interior del edificio es porque hay puertas de hierro y todas las ventanas se encuentran cubiertas con rejas debido a robos que se produjeron tiempo atrás.

La directora de establecimiento, Mirta Pérez, contó a El Patagónico que la sustracción del tanque de doble capa (liviano) fue descubierta el lunes por la mañana y que algunos vecinos habrían visto a un grupo de jóvenes cuando se lo llevaban por el pasaje, cuesta arriba.

Evaluó que los sujetos tienen que haber sido entre cuatro o cinco y que tuvieron que disponer de una gran logística utilizando herramientas para desconectarlo y luego, tras vaciarlo, lo bajaron de la estructura metálica en la que estaba colocado.

De hecho, le indignaba que ni siquiera les hubiera importado dejar sin agua a una sección de la escuela y se recurrió a otro tanque que posee el establecimiento, pero hubo que llevar agua en bidones hasta la cocina para que las porteras pudieran preparar la merienda de los alumnos.

La propia directora pidió ayer ayuda a la comunidad a través de la emisora radial Frecuencia Patagonia y el propietario del local de comidas “Kilogramo”, Esteban Mihanovich, rápidamente se solidarizó y se comprometió a donar un tanque similar al que se robaron, estimándose que hoy se procederá a colocarlo, pero esta vez con medidas de seguridad.

OTROS TRES EN

UN CLUB DEPORTIVO

No es la primera vez se produce la sustracción de este tipo de cisternas domiciliarias que generalmente son de fácil reventa en una ciudad que tiene serios problemas de abastecimiento de agua potable y por ello es habitual ver que muchas casas tienen de dos a cuatro tanques.

Uno de los últimos casos se produjo hace poco más de dos semanas en las instalaciones del club deportivo Estrella del Sur, ubicadas en el barrio Miramar. Allí, desconocidos se llevaron nada menos que tres tanques, dos con capacidad de mil litros y el restante de dos mil que abastecían la cocina y los vestuarios de árbitros y jugadores.

Los dirigentes tuvieron que comprar otros nuevos, pero esta vez los rodearon de un cerco metálico protector y pudo saberse que los desconocidos también intentaron llevarse un termotanque, pero probablemente debido a su peso optaron por dejarlo apoyado sobre una mesada.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico