Se suicidó el padrastro de Tahiel, el bebé brutalmente asesinado

El acusado de matar a golpes al nene de dos años en Gualeguachú, Entre Ríos, se quitó la vida en la celda de la jefatura policial en la que estaba detenido por el crimen.

El hombre acusado de asesinar a Tehiel, el nene de dos años y once meses que llegó muerto al Hospital de Gualeguaychú y que lamentablemente los médicos no pudieron reanimar, se suicidó en su celda, luego de que fuera detenido, y acusado de maltrato infantil y homicidio.

El nene tenía varias marcas de vejaciones y violencia de todo tipo y de lo más aberrante. Los signos de violencia habrían sido perpetrados por el padrastro del nene, identificado como Alfredo "El Pato" Ferreira, y también por la mamá del chiquito, Macarena Ortiz, de 28 años.

La detención de ambos se realizó luego de que la madre de Tehiel llevara a su hijo gravemente herido al Hospital Centenario de la ciudad, donde finalmente falleció.

Los resultados de la autopsia

Las investigaciones preliminares indicaron que la víctima tenía hematomas de cuatro centímetros en la frente y en el parietal.

"En Gualeguachú hay conmoción, indignación y tristeza, indicó el periodista en el lugar", Fabián Magnota, quien también detalló que el nene tenía "heridas de viaja data". Entre esas heridas, se encuentran quemaduras de cigarrillos, además de golpes en todas las partes del cuerpo.

Según indicaron, el bebé tenía cuatro ingresos al hospital de esa ciudad del sur entrerriano, por haber sufrido violencia infantil. En otras oportunidades, las internaciones habían sido por infecciones originadas por la presencia de sarna en su organismo, quemaduras por agua caliente y una derivación a servicio social por alto riesgo social debido al mal estado de higiene y la carencia de vestimenta y calzado.

El fiscal Mauricio Guerrero, quien dio intervención a la Defensoría y al Ministerio Pupilar, como así también al Copnaf (Consejo Provincial del Niño, el Adolescente y la Familia de Entre Ríos), aseveró que “la hipótesis principal del caso es una muerte violenta agravada por el vínculo, sin descartar la posibilidad de imputar alevosía”.

La palabra de Ramón Dupuy, el abuelo de Lucio, sobre el asesinato de Tehiel

El caso es similar al de Lucio Dupuy, el otro chiquito de cinco años que fue asesinado en diciembre pasado por Magdalena Espósito Valenti y Abigail Páez. Hace unos meses, la fiscal Verónica Ferrero y su colega Walter Martos pidieron que se agrave el delito que se les imputa a las detenidas.

Ramón Dupuy, el abuelo del nene asesinado por su madre y su madrastra se refirió a este nuevo caso de violencia y calificó a los asesinos de "basura humana". "Con este nuevo caso hay 19 chicos asesinados, es una cosa de locos", aseveró Ramón.

"Para qué traen chicos al mundo. No maltratemos a nuestros hijos... en qué cabeza cae", dijo el abuelo de Lucio. El chiquito murió a raíz de una golpiza que sufrió en la vivienda en la que vivían su madre de 24 años y su pareja de 27.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico