"Se trabaja normalmente, no hay retención" aseguró Gómez

Miguel Gómez, jefe de la Policía de Chubut, reafirmó que este jueves a habrá una nueva reunión y subrayó que "estamos en negociación". Indicó que su renuncia fue puesta a disposición.

El jefe de la Policía del Chubut, Miguel Gómez, sentenció que la situación de la Policía es de “normalidad” y aseguró que no hubo retención de servicio en ningún punto de la Provincia.

Los policías de Comodoro este jueves se movilizaron en las calles céntricas de la ciudad y entregaron un petitorio a las autoridades del Municipio para que interceda ante el Gobierno provincial.

“Se está trabajando normalmente, se hicieron los relevos con normalidad. Transmito tranquilidad y seguridad”, sentenció Gómez en Radio 3, remarcando que “no hubo retención de servicio en ningún punto”.

Si bien “hubo manifestaciones que se han visto en algunos puntos, no hubo ni hay” retención de servicios.

El jefe de la fuerza de Seguridad enfatizó que “estamos en negociación, se va a reunir hoy y se va a analizar esta propuesta que se elaboró, que fue bajada a los referentes de Bienestar de la zona”.

Remarcó que “se aceptan sugerencias o puntos que admiten ser considerados” al acta presentada.

El jefe policial insistió que su renuncia fue puesta a disposición el lunes y hasta tanto haya definiciones sobre esto, “estamos en funciones y tenemos esta situación inmediata”.

“Somos optimistas” dijo porque el gobernador Mariano Arcioni “ha tenido expresiones, consideraciones y manifestaciones que nos generan mucho beneplácito, calificativos de reconocimiento a la Policía por su entrega y compromiso”.

“Somos optimistas que seguramente alguna mejoría o resolución favorable habrá”, remarcó, ya que “toda propuesta o negociación se trata de esto, de intercambios y discusiones, porque en el marco del respeto, todo es viable”.

Presentaron al Consejo de Bienestar Policial una oferta de pago de deuda

El presentante del Consejo, Claudio López, aclaró que no hubo ninguna reunión con autoridades del Gobierno, sino que se los convocó para presentar un acta de la que “no participamos”.

En el texto se hace una propuesta de pago de la deuda, pero es “inviable, no está claro y no participamos” de la elaboración. Este jueves por la mañana se reunirán los representantes del CoBiPol para abordar el convenio.

Claudio López, representante del Consejo de Bienestar Policial (CoBiPol), conversó con Radio 3 y confirmó que no hubo ninguna reunión este miércoles a última hora con funcionarios del Gobierno Provincial. Remarcó que se los convocó en horas de la noche para presentarles un acta acuerdo, que ya estaba firmada, y donde no había tenido participación el CoBiPol.

“Anoche después de la reunión con el personal nos llamaron a una reunión en la Jefatura de Policía y nos encontramos con un acta acuerdo, firmado, que empezamos a mirar y no estamos de acuerdo”, remarcó.

El mismo contempla un mecanismo de pago de la deuda por la aplicación fuera de término de las cláusulas gatillo de 2019 y divide a los uniformados en 2 grupos para pagar. Por un lado, se pretende cancelar la deuda en una cuota a los efectivos de menor jerarquía y en cuotas, a pagar en 2022 a los de mayor rango.

El acta fue firmada por “el jefe de la Policía, el subjefe, el ministro José María Grazzini y la contadora, pero no participamos en el mismo ni tampoco en representación” para la firma.

López cuestionó que “hay una discriminación, quieren arreglar jerarquías bajas en una cuota y de enero en 5 cuotas al resto. No queremos, hay muchas incongruencias y no estamos de acuerdo”, sentenció.

Esto “es un destrato, no tienen consideración con nosotros”, lamentó y apuntó que ahora los efectivos “observaremos y en consecuencia analizaremos porque está en nuestra responsabilidad aceptar o no esto”.

El efectivo apuntó que “no se siente como un avance, es un acta acuerdo que se firma o no pero el Consejo (de Bienestar) no participó en nada”, remarcó y enfatizó que el acuerdo presentado “es inviable, no está claro y no participamos”.

Sobre el final, apuntó que hay malestar en la fuerza y en este contexto no se descarta la realización de retención de servicios, lo que implicarían “quite de colaboración, atender cosas graves, hacer guardias mínimas, menos movimiento del personal y que se queden dentro de la cuadra”.

El uniformado enfatizó que “esta situación no la llevamos nosotros, ellos nos lleva a eso (…) no somos culpables de lo que está sucediendo”, apuntando que el reclamo lleva 3 años y que en este tiempo “no se movió la aguja, presentamos 43 notas de reclamo, hicimos 2 petitorios y marchas, no sé cuál es la parte que no ven o no les interesa”.

Cerró señalando que este jueves cerca de las 10 habrá una nueva reunión donde se manifestará la postura al acta y se buscará seguir negociando.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico