¡Se vienen los días lindos!: empezá a correr

Cuando hablamos de correr, no se trata de velocidad, de distancia o de batir un record, sino de poner un pie delante del otro, pasear y crear un hábito sano. Tenes que empezar con algo muy simple para motivarte y adoptar esta filosofía.

1. Empezá a caminar

Para comenzar, siempre tenés que caminar un rato para permitir a tu cuerpo calentar. Luego, mientras corres, tomate unos descansos y caminá. Podrás así aguantar más tiempo y mantener tu cuerpo activo.

2. Reducí la velocidad

No intentes ir lejos y rápido en el primer día, ni tampoco después de 2 meses. Cuando te quedas sin aliento, y no puedas más, frená el ritmo. Es normal que tengas que ralentizar, necesitas primero una base.

3. Juntáte a un grupo

No temas ser el más lento del grupo. En todos los grupos están los que caminan, los que vacilan, etc. Buscá un grupo que te guste y adoptalo.

4. Invertí en equipo de calidad

Ya sabemos lo importante que es correr con unas buenas zapatillas para cuidar sus rodillas, piernas, pies, etc. Sin embargo, no es lo único. También importan las medias para prevenir las ampollas y tener unos pies felices.

5. Hacé ejercicios de precalentamiento

Olvidate de los estiramientos en el suelo que te enseñaron en el colegio. Probá con algo más dinámico (dar pequeños saltos, levantar las rodillas, etc.) y después puedés hacer algo de yoga. Eso te permitirá reducir la frecuencia cardiaca y relajarte.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico