Seguirá preso el "trapito" que le gatilló al policía

A Matías Servian se le imputa que en medio de una trifulca, le quitó el arma a un policía y le gatilló en dos oportunidades. El servidor tuvo a la fortuna de su lado porque no salió ninguna bala.

La funcionaria fiscal Belén de la Canal pidió este miércoles –en la audiencia de revisión- que Derlos Matías Servian (28), de nacionalidad paraguaya, continúe detenido por el intento de homicidio que se le endilga. La defensora pública, Vanesa Vera, solicitó la libertad condicional, pero el juez Miguel Caviglia compartió el criterio del Ministerio Público Fiscal, por lo que el “trapito” seguirás tras las rejas.

De la Canal fundamentó su postura en que subsisten los peligros procesales por los cuales se le dictó la prisión preventiva. Asimismo, expresó que existen elementos de convicción suficientes para sostener que Servian es con probabilidad autor del hecho que se le imputa.

El jueves 3 de marzo de este año, personal policial es convocado al cruce de Marcelino Reyes y avenida del Libertador, Km 3, porque un grupo de limpiavidrios se encontraban provocando disturbios en la vía pública. Un efectivo se dirigió al lugar y les pidió que se retiraran, pero dos de los cinco comenzaron a insultarlo. En medio de la confusión, Servian intenta sustraerle el equipo de comunicación al policía, produciéndose un forcejeo y ambos caen al suelo, siendo Servian reducido, mientras que el otro “trapito” sí logra quitarle el equipo de comunicaciones, oportunidad en que Servian desde atrás le extre el arma reglamentaria, con la cual le apunta y gatilla dos veces hacia la cara del servidor público.

El oficial se aleja con el fin de resguardarse y observando que Servian no podía accionar el arma, ya que se encontraba con el seguro colocado, se dirigió nuevamente hacia él, oportunidad en que el imputado huye del lugar.

Inmediatamente arriban refuerzos y detienen al “trapito”, momento en que se despoja del arma de fuego que llevaba consigo.

“Es una persona manipulando un arma en la vía pública, con personas circulando en el lugar, que intenta disparar a personal policial, pero no lo logra porque estaba el seguro colocado”, resaltó la funcionaria fiscal.

Esto, sumado a la pena que se espera, ya que por el tipo de delito (tentativa de homicidio agravado) implicaría una condena de cumplimiento efectivo. Además, no es la primera vez que Servian se ve involucrado en causas penales, ya que cuenta con varios legajos elevados a juicio.

La defensa, en cambio, consideró que la calificación legal podría cambiar a tentativa de homicidio simple o amenazas con arma, lo cual tiene un impacto directo sobre la pena en espera en este proceso. “Fundar el peligro de fuga en la pena en espera implica un agravamiento de la misma”, acotó Vera.

“Más allá de todos los legajos que cuenta el imputado, no posee antecedentes penales computables y rige el estado de inocencia”, añadió al proponer la morigeración de la medida de coerción por libertad con presentaciones semanales ante la autoridad judicial.

Finalmente, el juez resolvió mantener la prisión preventiva de Servian por dos meses ya que subsisten los riesgos procesales de fuga y entorpecimiento. En este caso, un dato no menor es que el imputado no tiene un domicilio fijo, ya que está en situación de calle.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico