Según el Gobierno la pobreza bajó a 25,7% en el segundo semestre de 2017

El Indec dio a conocer ayer los índices actualizados de pobreza y luego el Presidente celebró lo que consideró un avance, pero admitió: "ningún dato alentador tiene sentido si no se refleja en una vida mejor para los argentinos". Según el Instituto Nacional de Estadística y Censos la pobreza bajó 2,9 puntos porcentuales en los últimos seis meses del año pasado. Mientras que la economía en su conjunto creció 2,9 por ciento en 2017 y el Índice de De-socupación bajó a 7,2 por ciento en el último trimestre del año pasado.

El índice de pobreza fue de 25,7 por ciento al cierre del segundo semestre de 2017, 4,6 puntos porcentuales menos respecto al 30,3 por ciento del mismo período de 2016, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Frente al primer semestre de 2017, la baja fue de 2,9 puntos porcentuales, al retroceder desde el 28,6 por ciento hasta 25,7 por ciento en los últimos seis meses del año pasado.

En tanto, el nivel de indigencia -comprendido dentro de la medición de pobreza- se ubicó a fines de 2017 en 4,8 por ciento, con una reducción de 1,3 punto porcentual respecto al período julio-diciembre del 2016.

Unos minutos después de que se conocieran esas cifras, el presidente Mauricio Macri destacó la baja registrada en el nivel de pobreza, al tiempo que reconoció que aún queda “mucho por resolver”.

El jefe del Estado mantuvo un contacto con la prensa en la Quinta de Olivos, acompañado por la ministro de Desarrollo Social, Carolina Stanley; el titular de la cartera de Trabajo, Jorge Triaca, y el titular de la ANSES, Emilio Basavilbaso.

Tras reseñar los últimos indicadores positivos de la economía, entre ellos el crecimiento del nivel de actividad económica de más del 4 por ciento en enero, el Presidente señaló que “ningún dato alentador tiene sentido si no se refleja en una vida mejor para los argentinos”.

La baja en el nivel de pobreza se dio en un contexto en el que la economía en su conjunto creció 2,9 por ciento en 2017, mientras que el Índice de Desocupación bajó desde el 7,6 por ciento de finales de 2016 hasta el 7,2 por ciento en el último trimestre del año pasado.

Con un promedio de pobreza del 25,7 por ciento a nivel del país, los aglomerados con menos de 500.000 habitantes mostraron un índice de 26,3 por ciento, mientras que los que tienen mayor población se ubicaron en el 25,5 por ciento.

En base al informe del Indec, sobre un total de 27,5 millones de personas relevadas en 31 aglomerados urbanos, poco más de 7 millones son pobres, y entre ellas, 1,3 millones de habitantes son indigentes.

BUENOS AIRES TUVO EL

MENOR NIVEL DE POBREZA

En ese marco, la Ciudad de Buenos Aires fue la que tuvo el menor nivel de pobreza, con el 9 por ciento; seguida por Ushuaia, con el 11,4 por ciento, y Paraná y La Rioja, ambas con el 18 por ciento.

En contrapartida, las mediciones más altas de pobreza correspondieron a Resistencia, con 39,2 por ciento; Santiago del Estero, con 38,3 por ciento; Corrientes, con 36,9 por ciento, y Concordia, en Entre Ríos, con 36,1 por ciento.

En el Gran Buenos Aires, donde se asienta casi la cuarta parte de la población, el índice de pobreza fue de 29,5 por ciento en el segundo semestre de 2017, 3,8 puntos porcentuales más que la media medida a nivel nacional.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico