Según Pato, “Brasil no perdió el favoritismo”

“Todos nos temen. Así que lo único que tenemos que hacer es ganarle a Paraguay para encaminar la clasificación”, remarcó el atacante, de cara al partido del sábado.

Buenos Aires (Télam)
El delantero del seleccionado de fútbol de Brasil Alexandre Pato, sostuvo ayer que su equipo “no perdió el favoritismo” tras empatar (0-0) con Venezuela, en el debut en el Grupo B de la Copa América, y pronosticó “un triunfo” sobre Paraguay el sábado en Córdoba.
“No estamos preocupados por la igualdad contra Venezuela. Si bien es cierto que esperábamos una victoria, los otros equipos también empataron, así que la Copa empezó de nuevo”, afirmó Pato, figura de Milan, campeón de Italia, a Télam.
“Brasil no perdió el favoritismo por el empate. Todos nos temen. Así que lo único que tenemos que hacer es ganarle a Paraguay para encaminar la clasificación”, agregó el delantero nacido el 2 de setiembre de 1989 en Pato Branco, en el estado de Paraná.
Y continuó: “Cada partido es distinto. Hicimos un muy buen primer tiempo con Venezuela. Sólo nos faltó el gol. Y con Paraguay será diferente porque saldrá a jugarnos de igual a igual. Habrá más espacios”.
Pato, sentado cómodamente en el centro de convenciones del Hotel Sofitel de Los Cardales, aseguró que el equipo “equivocó el camino” en el debut, pero adelantó que en el próximo partido “no repetirá los errores”.
“Sé que, principalmente, tenemos que trabajar en la definición, ya que se generaron muchas situaciones y no concretamos ninguna”, puntualizó.
Y siguió: “Voy a hacer lo que me pida el profesor Menezes (DT) porque quiero ayudar a que el equipo consiga los tres puntos ante Paraguay”.
“Acá no hay seleccionados fáciles o difíciles. Eso ya no existe. Pero sí están los que quieren jugar y los que no. Paraguay atacará. Así que tendremos más espacios”, analizó.
Pato, quien convirtió 4 goles en 12 encuentros con la camiseta de Brasil, explicó cuál es su función en el equipo, habló sobre su seleccionado y opinó acerca del nivel de la Copa América.
“Mi papel es asegurar y aguantar la pelota para que el equipo se arme en la ofensiva. También tengo la obligación de hacer goles, porque soy el centrodelantero. En el debut estuve muy cerca”, comentó.
“Todos estamos convencidos de que podemos ganar la Copa. Pero la selección es nueva, el entrenador es nuevo, todo es un nuevo”, explicó.
“Pero no es una excusa. Todos queremos hacer bien nuestro trabajo y llevar a Brasil a lo más alto. No tuvimos mucho tiempo para entrenar juntos. Pero esto recién empieza. Igual si le hubiésemos ganado a Venezuela, no hablaríamos de esto. Quedan dos partidos, los vamos a ganar y clasificaremos a los cuartos de final”, enfatizó.
Pato, a la vez, señaló que la Copa América hasta el momento “no mostró a ningún equipo en un buen nivel futbolístico”, pero consideró que eso cambiará “con el transcurrir de los partidos”.
“Todos esperaban otras cosas en el inicio de la Copa. Por ejemplo que Argentina y Brasil ganaran. Pero no se dieron esos resultados. Es más, hubo pocos goles en los primeros partidos (8 tantos en 6 encuentros). No se vio nada lindo, pero falta mucho por jugar”, remarcó.
Por último, Pato admitió que la posición en la que juega en Milan es “distinta” a la que lo hace en Brasil, pero dejó en claro que se siente “muy cómodo” tanto en su equipo como en el seleccionado.
“No es igual porque no son los mismos jugadores. Allá juego con Zlatan Ibrahimovic (Suecia) y acá con Neymar. Allá voy poy afuera y acá por adentro. Pero me siento cómodo en ambos lados. Por suerte tengo a Robinho tantó allá como acá”, finalizó.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico