Separan a dos profesores por el escándalo de los acosos

Son los docentes apuntados por las alumnas de la sede Esquel. No trabajarán durante 90 días hasta determinar si tienen responsabilidad.

Suspendieron preventivamente por 90 días a dos profesores de la Facultad de Ciencias Jurídicas en la sede Esquel de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco. Es por el caso de los presuntos acosos hacia alumnas. Lo confirmaron en conferencia de prensa (foto) Jaqueline Curillán, del Centro de Estudiantes de la Sede Trelew; Camila Velasco, coordinadora administrativa académica de la Sede Trelew, y el secretario académico en Comodoro Rivadavia y exdecano, Juan Manuel Irusta.

Según publica Jornada en su edición de este viernes, el trío arribó a Esquel como una nueva comisión de Género de la Facultad, conformada por distintos claustros de las sedes Puerto Madryn, Trelew y Comodoro. Irusta –que el año pasado compitió para ser rector y perdió con Lidia Blanco- precisó que viajaron para ponerse a disposición y evaluar las denuncias en redes sociales.

Velazco sostuvo que la suspensión se decidió a consecuencia de los hechos difundidos por los medios. “Esta comisión ad hoc se creó de forma inmediata en la Facultad para constituirnos de inmediato en Esquel”.

Ya se reunieron con el delegado zonal Alexis Pantenius; autoridades de la Facultad, Centro de Estudiantes y la presidenta del Consejo Municipal de la Mujer, Graciela Avilés, “para ponernos a disposición”.

Aseguraron que no hay ninguna denuncia aún, y son comentarios aislados. “Vinimos más que nada a proteger la institución, y a ponernos a disposición de las personas que no tenemos identificadas; las supuestas víctimas no se han acercado a nosotros”, indicó Curillán, consciente de los escándalos que ha vivido esa facultad en los últimos años, si se suma el caso de Pablo Pugh, juzgado por adulterar actas para favorecer al estudiante Facundo Marco Vega.

EL EXPEDIENTE

En Esquel se abrió un expediente administrativo que se puede transformar en un sumario y por eso se tomaron medidas preventivas y se conformó la comisión. De los dos profesores suspendidos, uno ya había tomado licencia. “Nuestro objetivo es crear confianza en la institución”, dijo el secretario. “Estamos consustanciados en el tema y preocupados porque los hechos mencionados en las redes son de gravedad”.

Velazco manifestó que es objetivo velar por el normal desarrollo de la cursada, razón por la que se tomó la inmediata decisión de suspender a ambos profesores y para cuidar la integridad física y moral de las supuestas víctimas.

En tanto, hasta este jueves en la Fiscalía de Género de Esquel esperaban las denuncias de las víctimas de presunto acoso. El fiscal Carlos Richeri advirtió que “las cuestiones de género son siempre delicadas, y no se puede obligar a una persona a denunciar”.

Explicó que Fiscalía puede recibir una denuncia para iniciar una investigación, o actuar de oficio cuando se conoce extraoficialmente un delito.

“Pero en Género tenemos un límite en controversia porque la víctima tiene el derecho a que no se investigue, y esto viene de una época en la que la familia no quería que se sepa; pero hemos evolucionado; esa norma tiene más de 60 años”.

Afirmó Richeri que es terrible lo que se dice estaría ocurriendo en la Facultad y hasta aparecieron más nombres de profesores. “Pero no hay nada, nadie vino a denunciar”.

“Las chicas tienen miedo de que en la Facultad no puedan avanzar más, que no les aprueben materias, y terminar dejando la carrera”, señaló el fiscal. “En la Fiscalía queremos brindarles toda la garantía. Si alguien viene con una denuncia, va a ser recibida por un funcionario de Género, y hasta puede ir a la Comisaría de la Mujer”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico