Séptima “semi” del siglo

Buenos Aires (Télam)
Argentina, que pretende conquistar este año por primera vez la Copa Davis, alcanzó ayer las semifinales por séptima vez en las últimas 10 ediciones del certamen luego de regresar al Grupo Mundial en 2001.
La ventaja de 3 a 0 alcanzada ayer sobre Kazajstan en los cuartos de final disputados en el Parque Roca, le aseguró al equipo dirigido por Modesto “Tito” Vázquez avanzar a una semifinal como ya ocurrió en 2002, 2003, 2005, 2006, 2008 y 2010.
En cambio, Argentina no llegó a ubicarse entre los cuatro mejores sólo en tres de las últimas 10 ediciones, en las quedó en el camino en cuartos de final, lo que habla de una regularidad inusual en el tenis moderno.
En 2004, Argentina perdió con Belarús en Minsk sobre una rapidísima e indescifrable carpeta, tanto como la que provocó la derrota en abril de 2007 ante Suecia, en Gotemburgo, en dos ediciones en las que el equipo claudicó antes de una semifinal.
En la restante fue también en una superficie desfavorable y ante un rival calificado como la República Checa, en 2009, en la ciudad de Ostrava.
Las gestas coperas de Argentina resaltan las dos semifinales ganadas: en 2006 ante Australia, en Buenos Aires, y en 2008 frente a Rusia, también como local.
En 2006 Argentina perdió la final contra Rusia en Moscú, mientras que en 2008 se dejó escapar una ocasión inmejorable al perder como local en Mar del Plata frente a España, que no contó con su mejor jugador: Rafael Nadal.
En total, Argentina arribó 10 veces a semifinales en la historia, si se suman las ediciones de 1981 (ese año se perdió la final frente a los Estados Unidos), 1983 y 1990, ocasiones en las que se cayó ante a Suecia y Australia, respectivamente, ambas veces en “semis”.
El equipo “albiceleste” tuvo como conductores a Alejandro Gattiker, Gustavo Luza, Alberto Mancini y ahora “Tito” Vázquez, los cuatro que administraron los recursos proporcionados por una generación inigualable a lo largo de la historia.
Sin dudas, el camino recorrido por los cuatro capitanes desde que se regresó al Grupo Mundial luego de 10 años en el ascenso, es exitoso, aunque el broche para tanto esfuerzo sería el título que tanto ansía el tenis argentino.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico