Sergio Vahnovan sumó una nueva montaña en su meta de las diez más altas del país

Forjado en la ladera del cerro del patio de atrás del Colegio Deán Funes, el ingeniero tuvo un raid de nuevos desafíos sobre mediados de 2017, que incluyó una nueva travesía al monte Elbrus (5.642) partiendo desde la base. Y el volcán Chimborazo (6.268) en Ecuador.

Inquieto, y fiel al verdadero espíritu de montaña –aquella que valora el esfuerzo propio por encima del negocio de subir a cualquier costo- Sergio Vahnovan (41) le esquivó a las cábalas y el martes 13 de febrero conquistó la cumbre del Cerro Mercedario en la provincia de San Juan.

De esta manera, en una travesía que fue planificada desde diciembre en conjunto -con el mendocino Oscar Ancieta- tuvo su coronación el martes luego de cinco días de recorrido en una zona agreste y poco frecuentada.

“En su momento, el Cerro Mercedario era considerada la cuarta más alta de América. Y en un plan personal, que incluye las 10 cumbres más altas de la Argentina, era uno de los objetivos que tenía”, comentó Sergio Vahnovan a El Patagónico.

Antes de ello, Sergio se había quedado con gusto a poco respecto a la cumbre del monte Elbrus (5.642) en las eternas nieves rusas. En especial, porque en su primera conquista hizo lo que hace la mayoría de los montañistas: pagar un teleférico que les ahorra la mitad del recorrido.

“Sentía como que la travesía no había sido completa en el Elbrus, porque partíamos de mitad de recorrido. Por eso me propuse volver, pero empezar desde la base y cargando mi propio equipamiento. Porque en el montañismo el esfuerzo le da otro sabor a la aventura”, recalcó.

Con días de vacaciones pendientes, Vahnovan tomó un vuelo a Ecuador, para desafiar su propia resistencia en el volcán Chimborazo de 6.268 msnm. Y que para los ecuatorianos representa la montaña más alta del planeta, dado que la miden desde el centro de la tierra y al tener la tierra inclinación en ese paralelo alimenta la afirmación.

“El mensaje que me gustaría transmitir es que, si desde Comodoro Rivadavia yo puedo intentar ascender las montañas más altas, todas las personas pueden aspirar a conseguir cualquier objetivo que se propongan. Siempre y cuando le pongan toda su dedicación y esfuerzo para que ello ocurra. Y en ese plan de ascender las 10 montañas más altas de Argentina ya tuve la posibilidad de pisar la cumbre en el Aconcagua, el Ojos del Salado, el Mercedario y en la 9° de nombre Incahuasi”, describió.

UNA NUEVA CUMBRE NACIONAL

En la cordillera sanjuanina, Vahnovan no la tuvo nada fácil, dado que el Mercedario no está incluido en el circuito comercial de montañas. Y por ende, solos lo que hacen de la escalada un estilo de vida solo la frecuentan.

“Ya desde el inicio tuvimos que planificar quedarnos en un pueblito cercano a ese cerro. Y desde ahí alquilar un vehículo 4x4 para que nos alcance a la base. Recién el tercer día de llegados a esa localidad pudimos acceder a la base de la montaña. Luego de un error inicial que nos llevó a equivocarnos y seguir un camino que la explotación minera tiene en sus cercanías”, comentó.

Lejos de bajar los brazos, Sergio y Oscar improvisaron sobre la marcha para encontrar la senda que los haga entrar en la montaña.

“Mi papá, por medio de un sistema de mensajes satelital, me iba asesorando desde Comodoro acerca de los pronósticos del tiempo. Y la ayuda fue valiosa porque casi nadie va a este tipo de montañas, aunque en el traslado coincidimos con dos brasileños y dos españoles”, expresó.

Partiendo desde los 5.200 metros, y a las cuatro de la mañana, Sergio y Oscar hicieron el último esfuerzo, para cerca de las 13 estar en el punto culmine del Mercedario.

“Cuándo vas subiendo el Mercedario podes observar al Aconcagua. Y para mí fue algo muy lindo, porque cuando subí el Aconcagua (31 diciembre de 2009) estaba todo nublado. Pero no es la cumbre en sí lo que te da las mayores satisfacciones (de hecho tuve muchas travesías sin lograrlas) sino las experiencias vividas lo que te deja una enseñanza”, sentenció.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico