Sería intencional el incendio que destruyó dos autos en barrio LU4

Dos automóviles que se hallaban estacionados en la calle César Campoy, que divide el sector de dúplex con el de edificios de departamentos del barrio LU4, quedaron convertidos en chatarra por un pavoroso incendio que se produjo alrededor de las 4:45 de ayer.

Ambos eran propiedad de Lucía Elizabeth Contreras y no se descarta que haya existido intencionalidad en el hecho ya que previo a la aparición de las llamas algunos vecinos escucharon un fuerte estampido, similar al estallido de un parabrisas o vidrio lateral.

El fuego comenzó en el habitáculo de un Renault Scenic (FJN 693) y en contados minutos se propagó hacia un Fiat Palio (ENI 017) que se hallaba detrás, prácticamente apoyado, ya que es una medida de seguridad que adoptan algunos vecinos para evitar que los autos sean robados.

La magnitud de las llamas que se originaron en el Renault hacen presumir que alguien arrojó combustible, por lo cual personal de la Seccional Quinta habría requerido al Centro de Monitoreo si hay registros de video de la cámara que se encuentra en la parte alta de un promontorio, a una distancia de 80 metros.

El siniestro despertó abruptamente a los vecinos, dado que se produjeron otras detonaciones sucesivas, sobre todo de los tanques de combustible, y hubo corridas para retirar otros autos que se hallaban en las inmediaciones, en tanto que una dotación de bomberos del Destacamento N°1 situado en Kennedy y Rivadavia, llegó en unos diez minutos luego de ser alertados, cuando aún las llamaradas se elevaban a varios metros de altura.

Los autos se hallaban frente a una casilla de material de la SCPL donde se encuentra un transformador de energía y con las primeras horas del día se habría verificado que los estéreos no fueron sustraídos, por lo cual se potenció la hipótesis de un atentado que ahora es investigado por la policía. 

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico