Siete testigos declararon por el homicidio de Luis Caamaño

La mayoría de los testigos fueron periciales, agentes policiales que intervinieron momentos posteriores al hecho. Para mañana se espera finalizar con la etapa de recepción de pruebas en sede de los tribunales penales del barrio Roca.

En nuestra ciudad hoy se realizó la segunda jornada del juicio que tiene como único imputado a Ariel Álvarez. En esta oportunidad fueron siete los testigos que aportaron pruebas al caso.

El acto fue presidido por Raquel Tassello, quién junto a Daniela Arcuri y Miguel Caviglia conformaron el tribunal de juicio; mientras por el Ministerio Público Fiscal se hizo presente Adrián Cabral, fiscal general; por la querella Juan Carlos Smith, en tanto que la defensa estuvo a cargo de Leopoldo Puriccelli, abogado particular del imputado. En la sala también se contó con la presencia de familiares y amigos de la víctima, como también el acompañamiento de profesionales del Servicio de Asistencia a la Víctima del Delito.

TESTIGOS

El primer testimonio que se pudo escuchar en la sala  estuvo centrado en un allanamiento efectuado en septiembre de 2011 donde se encontró un arma 9mm. en una habitación, debajo de un colchón. La misma fue exhibida en esa oportunidad y fue reconocida nuevamente, la pistola tenia la particularidad de que “no tenía cachas”.

En tanto el  segundo testimonio estuvo a cargo de un oficial principal, que en el momento del hecho se encontraba de oficial de servicio en Km. 8. Recordó que le avisan en forma radial que había una persona herida por arma de fuego y cuando llega al lugar del hecho ya había sido trasladada en forma particular al Hospital Militar. En sus declaraciones el oficial indicó que una menor le había ratificado que el imputado momento antes había comprado en un comercio cercano.

Otro de los testimonios destacados fue el del comisario Cristian Ansaldo, de criminalística, quién se refirió a las pericias practicadas a las vainas servidas secuestradas en el lugar del hecho.

Finalmente se refirió a que la distancia del disparo entre víctima y victimario fue superior al metro e inferior a los dos metros; y a que las vainas secuestradas en el lugar del hecho fueron percutadas por el arma secuestrada, como también el proyectil hallado en el cuerpo de la víctima.

EL CRIMEN

Según se detalla en la acusación fiscal el día 21de Mayo de 2011, siendo las  18:30 horas  Ariel Alejandro Álvarez en compañía de otra persona, caminaba por la calle Código 2427, después de haber comprado una cerveza en el comercio S & M. En ese momento  se cruzó con la victima Luis Caamaño.

Sin mediar palabras el imputado esgrimiendo una pistola; apuntó y disparo en tres oportunidades en contra de Caamaño produciéndole heridas que posteriormente producen su deceso en el Hospital Regional de esta ciudad.

Después de las pericias médicas se pudo saber que su deceso fue provocado por shock hemorrágico debido a una lesión sobre aorta a consecuencia del paso del proyectil. Luego Álvarez se enfrentó al padre de la victima; quien se encontraba en el automóvil Corsa de su propiedad, y amenazándolo expreso: “para vos también hay”. Finalmente huyo del lugar en compañía de su acompañante.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico