Sigue polémica por el agua para Pirámides

El subsecretario de Servicios Públicos provincial, Félix Matamala, ratificó que el Gobierno reforzó la cantidad de camiones y metros cúbicos de agua potable para contener la demanda. Respecto al cámping municipal, aclaró que “lo que pasa dentro de los predios es una responsabilidad de los que administran ese lugar”.

 El subsecretario de Servicios Públicos del Chubut, Félix Matamala, dijo ayer que entre la producción de la planta potabilizadora y lo que se transporta desde Puerto Madryn, “estamos llevando en total unos 360 metros cúbicos al día” para abastecer de agua potable a Pirámides, lo que significa que el Gobierno de la Provincia “está atendiendo por encima de la demanda histórica” de la localidad.

Matamala, quien ayer a la mañana brindó una conferencia de prensa en la Casa de Gobierno, recordó que para contener el fuerte incremento en la demanda generada por el pico de arribo de visitantes, la Provincia reforzó la cantidad de camiones y metros cúbicos de agua potable que a diario se aportan.

Dijo que durante la madrugada del pasado 1º de enero se produjo en la villa balnearia “un corte de energía que provocó la salida de servicio de la línea y se trabajó durante todo el día para restablecer el servicio. Eso nos provocó un descenso en los niveles de reserva pero ya en el día de ayer (por el martes) pudimos volver a verificar el estado de las reservas y la presión que existe en la red interna”.

Y señaló que luego de un “arduo trabajo” y de algunas medidas adoptadas por la Cooperativa de Pirámides, “se recuperaron rápidamente las reservas y se restableció normalmente el servicio”.

EL CONSUMO DEL CAMPING

El funcionario se refirió al caso del Camping Municipal, cerrado por el intendente Albaini por falta de agua, indicando que “lo que teníamos ayer era baja presión en el lugar de la red”, pero aclaró que el problema es que “no se han tomado las medidas dentro del camping. Nosotros llegamos hasta la línea municipal; lo que pasa dentro de los predios es una responsabilidad de los que administran ese lugar”.

Reveló que “los valores que se toman en promedio del consumo que tiene el camping con respecto a la localidad es cerca de la mitad de lo que consume toda la localidad; es un consumo importante y que está por encima de la demanda histórica que se tenía registrado”.

Matamala precisó que para evitar un corte el municipio “podría haber hecho varias cosas, por ejemplo una cisterna para elevar a los tanques que tienen de reserva propios, donde con una bomba se eleva el agua aunque haya baja presión y se podría haber solucionado el inconveniente”, o bien “el transporte de agua específico para una demanda tan puntual”. También se refirió al caso del barrio Alto. Dijo que “se habilitó en diciembre último una red que habilita la zona alta y le da presión rápidamente. Habilitamos la cisterna de 500 metros cúbicos y con esto cubrimos esa demanda también”.

Aclaró que “hemos venido trabajando también en lo que era la planta potabilizadora. Tomamos las medidas necesarias para mantenerla y darle una solución de fondo que es la compra de una nueva planta compacta para mejorar el sistema, la cual se va a estar instalando en febrero”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico