Sigue en terapia el marido de la mujer fallecida en el múltiple choque

La víctima fatal de la colisión del domingo, Graciela Zupán, viajaba a bordo de un Ford Fiesta junto a su esposo e hijo adolescente. El rodado fue impactado de atrás, se cruzó de carril y chocó de frente contra un Chevrolet Prisma. El esposo de Zupan permanece internado en terapia intensiva en La Española.

 Cinco fueron los automóviles involucrados en el múltiple choque que se cobró la vida de Graciela Yaquelina Zupán, de 43 años. En estos momentos el más delicado es su esposo Alberto Daniel Aracena (45), quien sufrió graves lesiones y se encuentra internado en una sala de terapia intensiva. El hijo de ambos, de 16 años, resultó ileso.

El accidente se registró alrededor de las 22 del domingo sobre la avenida Yrigoyen y Estados Unidos, horario en que había un gran movimiento vehicular.

De acuerdo a los datos brindados por la Seccional Tercera a este diario, la familia Aracena se desplazaba a bordo de un Ford Fiesta Max –dominio GYM 603– en sentido sur norte de la avenida, es decir en dirección al centro de Comodoro Rivadavia. Era comandado por el marido de la víctima, mientras el chico iba en el asiento trasero.

Por causas que se desconocen, el conductor de un Toyota Corolla –patente OHO 748–, luego identificado como Pablo Marcelo Leiva, habría embestido de atrás al Fiesta. El violento impacto lo hizo cruzar de carril y se estrello de frente contra el Chevrolet Prisma –patente NOX 166–. Este último era comandado por Graciela Mac Donald.

A ese caos vehicular se sumaron otros dos vehículos que no alcanzaron a frenar y esquivar el accidente: una Chevrolet Captiva –dominio NLD 480– conducida por Roberto Jara y un Peugeot 307 –chapa patente KIG 951– manejado por Claudio Figredo.

La unidad de rescate de los bomberos voluntarios llegó al lugar en pleno caos y cuando Zupan ya estaba sin signos de vida debido a los graves golpes recibidos tras el tremendo impacto. De esa manera, los voluntarios tuvieron que destrabar entre los fierros retorcidos al conductor.

Según precisaron las mismas fuentes policiales, Aracena acusaba graves heridas en la cabeza y cuerpo. Al cierre de esta edición, se encontraba en la unidad de terapia intensiva peleando por su vida. Los restantes conductores acusaron politraumatismos de diversa consideración, pero leves.

La fiscal general Cecilia Codina concurrió al lugar del accidente donde la Policía Científica se encargó de todas las pericias respectivas para deslindar responsabilidades en el fatal accidente.

SEGUNDO CHOQUE

A las 0:30 de ayer sobre la misma avenida Yrigoyen al 4324, dos horas y media después, se produjo otra violenta colisión que protagonizaron cuatro vehículos. Uno de los conductores que habría provocado el accidente arrojó 2,96 grados de alcohol en sangre tras efectuarle la respectiva prueba.

En momentos en que los conductores de una Renault Kangoo –patente LCE 155-, una Volkswagen Amarok –dominio MAI 527– y un Renault Mégane –chapa patente JEY 674– esperaban el cambio de luz del semáforo para dirigirse hacia el centro de la ciudad, fueron impactados de atrás por quien conducía un Ford Fiesta patente KBO 659.

En esta ocasión no se registraron heridos pero el conductor del auto que habría provocado el choque, identificado por la policía como Ricardo Javier Iñon (29), conducía bajo los efectos del alcohol. El hombre estuvo demorado seis horas en la dependencia policial y luego recuperó su libertad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico