Siguen los incendios por la pirotecnia

Aunque pasaron varios días de las fiestas de fin de año, los efectos del verdadero arsenal de pirotecnia persisten para desgracia de los bomberos voluntarios.

El viernes, alrededor de las 19, los integrantes del Destacamento 1 tuvieron que combatir las llamas que se habían propagado en tres unidades de transporte urbano de pasajeros de la Terminal del barrio Máximo Abásolo.
Los rodados se encuentran hace años en desuso por lo que, en realidad, no se pueden reportar pérdidas materiales por parte de los directivos de Patagonia Argentina, la empresa que tiene la concesión del servicio.
Tres horas más tarde los vecinos preocupados del sector que rodea la calle Los Claveles, del barrio La Floresta, convocaron a los servidores públicos nuevamente. Esta vez tuvieron que luchar contra el viento para evitar que las llamas se acercaran desde los pastizales -ubicados en las laderas del cerro- hacia el sector en el que se encuentra el caserío.
Después de más de una hora de esfuerzos se determinó que el fuego había sido totalmente sofocado.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico