Sin protocolos ni cuidados en los "After Beach"

Este tipo de fiestas se realizan hace varios años, pero ante el aumento exponencial de casos, las mismas no cesan y reúnen a miles de jóvenes en Mar del Plata.

Desde hace varios años el verano en Mar del Plata es el punto de encuentro de jóvenes que deciden tomarse un descanso y por eso los boliches o los “After Beach” siempre están colapsados. Pero a pocos días de haber comenzado el año y con un aumento exponencial de casos por coronavirus, las imágenes que llegan desde las playas principales de la ciudad desbordadas de personas demuestran el poco cuidado que existe en ellas.

Sin protocolos, barbijos, ni distancia social, se puede observar la multitud de chicos que disfrutan de una fiesta en el atardecer en la playa, mientras que a pocos metros se encuentra el camión de la municipalidad que hisopa a miles de turistas y residentes en donde más de la mitad da positivo de Covid-19.

Las principales fiestas se realizan en Playa Grande y cuentan con parlantes, alcohol, bengalas de humo y hasta en algunos lugares la presencia de luces. Ahora Mar del Plata tiene dos realidades, la de la vida sin restricciones y la otra la de millones de jóvenes reunidos, que luego de la fiesta deciden hisoparse en ese mismo camión.

En estos momentos la ciudad tiene 5.328 casos activos y día tras día las filas en los centros de hisopado se incrementan dando un porcentaje alto de positividad, mayormente en turistas. En las últimas horas se reportaron incidentes en alguno de los puestos gratuitos por la tardanza y la falta de turno para hisoparse.

Pese a que la municipalidad informó, antes del inicio de la temporada, que se prohíbe el alcohol en la playa y el uso de parlantes, muchos de los jóvenes esquivan los controles y llegado el atardecer se reúnen para disfrutar. En el primer lunes del año, el personal de control sustrajo 150 litros de alcohol como vino tinto y blanco, gin, aperitivos, fernet, vodka y cerca de 50 latas de cerveza. Todo quedó al resguardo del Departamento Operativo.

Pero pese a la gran cantidad de personas en las playas, los vecinos también denuncian la sobrepoblación de jóvenes en boliches y bares, quienes no dan abasto por que muchos de sus trabajadores dieron positivo en los últimos días.

Actualmente el país tuvo su récord en casos desde el inicio de la pandemia, 81.210 nuevos contagios y la cartera sanitaria del gobierno nacional señala que los casos en los próximos días se duplicarán por la circulación comunitaria tanto de la variante Delta como de la Ómicron.

Fuente: NA

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico