Sindicalistas buscaron consenso para la elección de la conducción de la CGT

El sindicalista de la sanidad Héctor Daer sostuvo ayer que en la CGT "intentamos consensuar un consejo directivo que tenga una mayor base de sustentación" y negó que la central obrera haya pedido una reunión con el presidente Mauricio Macri.

Daer ofició como vocero de una cumbre sindical que, con la presencia de unos 40 gremios, se realizó ayer en la sede porteña de la Federación del Gas y el Petróleo Privado de Neuquén, Río Negro y La Pampa, cuyo titular es el dirigente Guillermo Pereyra.

La tan mentada reorganización de la CGT, eje de algunas controversias internas en diversos sectores sindicales, avanza lentamente y sólo podría materializarse, de lograrse un consenso, en una fecha ya anunciada hace tiempo: el próximo 22 de agosto.

En la cumbre de ayer, representantes de los sectores de los “Gordos”, “Independientes”, gremios energéticos, del transporte, del Movimiento de Acción Sindical Argentino (MASA) y del oficialismo de las 62 Organizaciones, en el marco de un almuerzo, debatieron durante de dos horas cómo seguir avalando un proyecto de reorganización que concluya en el mes de agosto.

En un claro intento por lograr la normalización de la central obrera participaron por los gordos Héctor Daer (sanidad), Carlos Sueiro (Aduana) y Rodolfo Daer (Alimentación), mientras que por “los independientes” lo hicieron José Luis Lingeri (obras sanitarias) y Andrés Rodríguez (UPCN).

Por los gremios energéticos asistieron Antonio Cassia y Guillermo Pereyra (petroleros), Oscar y Guillermo Mangone (gas), Guillermo Moser (Luz y Fuerza y Juan “Cacho” García (garagistas).

Por las 62 Organizaciones estuvieron José Ibarra (conductores de taxis), Fabián Hermoso (químicos) y por los gremios del transporte el ferrroviario Sergio Sasia. El MASA colaboró con la participación del taxista Jorge Omar Viviani y de Osvaldo Idarola (telefónicos).

Daer precisó que sólo se trataron dos temas: “Primero, el desarrollo institucional nuestro para llegar a un congreso de unidad, donde consensuemos una conducción más sustentable que supere la crisis que tiene el Consejo Directivo de la CGT”.

“Como segundo tema analizamos las vicisitudes que sufren los trabajadores por la situación inflacionaria y los aumentos de tarifas”, agregó.

Tras plantear que “el Gobierno tiene la cancha marcada”, subrayó: “No se trata de ser más combativo o no, sino de desarrollar una estrategia con un debate político que permita a la luz de toda la sociedad, verificar cual es el rumbo en el cual nosotros no estamos de acuerdo en como lo está llevando el Gobierno”.

Al ser consultado sobre si prevén la realización de una medida de fuerza antes de la renovación del Consejo Directivo, Daer la desestimó al señalar que “lo que tenemos que hacer es debatir la crisis que sufrimos”.

Cabe acotar que esta no fue la única reunión sindical, porque a escasas cuadras de la sede de petroleros se reunieron, en la Asociación Obrera Textil (AOT), varios dirigentes gremiales disidentes de las 62 organizaciones que preside el dirigente Ramón Ayala, para reclamar la reorganización de la conducción de ese agrupamiento, con la presencia del interventor del PJ nacional, el gastronómico Luis Barrionuevo. Se trató de una treintena de gremios entre los que figuran los textiles de Hugo Benítez; Alfredo Palacio de Urgara, y Horacio Valdez (Vidrio) y Omar Rojas (maestranza), quienes se escindieron de la conducción de Ayala (Uatre), días atrás.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico