Sindicato Petrolero confía en impedir un conflicto

El Sindicato de Petróleo y Gas Privado local seguirá de cerca las gestiones del poder político para dialogar con el sector de las productoras petroleras, en función del incremento de las retenciones por exportación.

«Vamos a seguir las negociaciones que se dieron a partir del desabastecimiento de combustible, y el diálogo que se abre ahora por las retenciones», dijo Carlos Gómez , actual diputado provincial y referente del Sindicato Petrolero local.
La semana se inició en el sector con incertidumbres. Fue el secretario general del sindicato de Río Negro-Neuquén, Guillermo Pereyra, que además integra el bloque patagónico, quien movió el avispero el viernes último anunciando que desde el lunes y hasta el martes, habría paros parciales y sorpresivos en los yacimientos de gas y petróleo de la cuenca neuquina.
La medida de fuerza fue lanzada ante 200 despidos anunciados por empresas del sector y luego del fracaso de las negociaciones para que sean reincorporados.
Mientras Pereyra indicaba que se concretaría una reunión y no dejaba de reconocer que el reclamo estaba vinculado con el incremento de las retenciones por exportación a las petroleras, en Buenos Aires se anunciaba la decisión del gobierno de suspender las exportaciones totalmente ante los desabastecimientos que comenzaban a paralizar ciudades enteras.
El secretario de Trabajo de Chubut, Jerónimo García, alertó el martes sobre la posibilidad de que el conflicto laboral llegara también a la región sur de Chubut.
Ayer, en diálogo con este medio, el diputado Gómez afirmó que esperarán que el tema se resuelva en Buenos Aires. «Por ahora no hay conflicto. Las negociaciones están en curso y vamos a esperar», indicó.

INSPECCIONES
Desde el gobierno se analiza que el impacto de la medida del gobierno nacional en las arcas provinciales será  negativo. García afirmó que «el valor del petróleo de Texas está en 100 dólares, lo que es un hecho histórico, pero no es el mismo valor que el del Golfo San Jorge, por lo que la provincia se ve mucho más afectada, en regalías, en participación. El aviso que mandan los trabajadores petroleros es que se puede disminuir la inversión, la explotación, y eso quiere decir menos equipos, y en consecuencia, menos trabajadores afectados a la producción».
La decisión del Gobierno de prohibir la exportación de combustibles líquidos, tomada sobre la base de la ley nacional de abastecimiento, responde a las quejas que durante los últimos días formularon funcionarios de diversas provincias y expendedores, respecto de aumentos y faltante de combustibles en diversos puntos del país.
En este marco los gobiernos provinciales decidieron instrumentar un sistema de inspección en estaciones para garantizar el expendio de naftas. La resolución tomada por el secretario de Coordinación del Ministerio de Planificación, Roberto Baratta, en consulta con el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, impacta en la exportación de productos refinados, especialmente en la nafta, un nicho de negocios en un mercado devastado por las continuas regulaciones. Sucede que, a diferencia de lo que ocurre con el crudo, los productos refinados tienen una retención menor.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico