Sobreseen a un acusado por el crimen de Expósito Moreno

Miguel Angel González, acusado por el delito de encubrimiento por favorecimiento real y personal en carácter de autor en torno a la causa del homicidio del ciudadano español Domingo Expósito Moreno, fue sobreseído definitivamente de la causa. Es que pagó el monto acordado de reparación económica a la administración pública (1.000 pesos), cumplió con las reglas de conducta impuestas, se presentó ante la Agencia de Supervisión cuatrimestralmente, mantuvo empleo y domicilio declarado y no cometió nuevos delitos en los 18 meses en los que estaba pactado el acuerdo.

Miguel Angel González, acusado por la Fiscalía del delito de encubrimiento por favorecimiento real y personal en carácter de autor en torno a la causa del homicidio de Domingo Expósito Moreno, ocurrido el 25 de junio de 2014, fue beneficiado con una suspensión de juicio a prueba de un año y medio el 1 de setiembre de 2016, y al agotarse el plazo por el cual se suspendiera el juicio -18 meses-, la semana pasada el juez penal de Ejecución, Miguel Angel Caviglia, lo sobreseyó definitivamente.

González fue consorte de causa de Sergio Andrés Solís, condenado a 17 años de prisión como autor material del homicidio, y de la ex pareja de la víctima, Nadia Kesen, condenada como autora intelectual a 7 años de prisión y que viene cumpliendo prisión domiciliaria hasta que la sentencia adquiera firmeza.

El último viernes, sin embargo, Kesen pasó la noche en la Alcaldía policial después que el juez Mariano Nicosia le revocara la domiciliaria dado que el Juzgado de Familia había establecido que no podía domiciliarse en la misma vivienda donde reside su hija –que tuvo con la víctima-, ya que perdió la patria potestad y la menor quedó bajo la tutela de su abuela materna, en cuyo domicilio cumplía el arresto Kesen.

Pero en una audiencia de revisión que se realizó pocas horas después, Kesen presentó otro domicilio y volvieron a otorgarle el beneficio de no estar tras las rejas.

EL CASO GONZALEZ

A González, la juez Raquel Tassello el 1 de setiembre de 2016 le había impuesto el estricto cumplimiento de las reglas de conducta y presentarse cada cuatro meses ante la Agencia de Supervisión de la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia, así como mantener el empleo.

En esa audiencia, donde la Fiscalía fue representada por el fiscal general Adrián Cabral; la querella por el abogado Sergio Romero y la defensa por el abogado particular Guillermo Iglesias, se había declarado razonable el ofrecimiento de la reparación económica de 1.000 pesos en dos cuotas de 500, teniendo en cuenta que la afectada era la administración pública.

Agotado el plazo por el cual se suspendiera el juicio, González efectivizó la reparación económica y según se desprende del informe remitido por la Agencia de Supervisión, cumplió satisfactoriamente las reglas de conducta impuestas, presentándose a control, manteniendo el domicilio constituido, como así también el empleo.

González no cometió nuevos delitos, según el informe de antecedentes del Registro Nacional de Reincidencia.

El Ministerio Público Fiscal se expidió en los términos del artículo 76 cuarto párrafo del Código Penal por la declaración de extinción de la acción penal y pidió el consecuente sobreseimiento del imputado, por lo que cumplidos los requisitos de ley, según consideró el juez Caviglia, “se logró con esta alternativa la resolución del conflicto evitándose la estigmatización del imputado y la registración de una posible sentencia condenatoria, ante el cumplimiento de su sometimiento voluntario a pautas de conducta”.

Por ello resolvió la situación procesal de González en forma favorable, dispuso el pago de las costas y reguló los honorarios al defensor de confianza que lo asistió técnicamente en el proceso.

La Fiscalía acusó en su momento que Solís –autor material- fue hasta la casa de González y le contó: “me mandé una cagada, si no me crees andá al gimnasio Gatti”, tras lo cual el ahora liberado de toda culpa ayudó al homicida a ocultar el vehículo utilizado en el crimen.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico