Sobreseyeron al exjefe de la Alcaidía que aceptó dádivas de Correa

El fiscal Nápoli no pudo acreditar delito y aceptó el pedido de la defensa en una causa donde también estaba imputado el ex secretario privado de Mario Das Neves.

El hecho ocurrió en 2020 cuando Pedro Santos aceptó del interno Diego Correa la promesa de alojamiento sin cargo en un hotel de Puerto Madryn. Este martes se llevó a cabo la audiencia de debate oral y público en tribunales de Trelew por el delito de ofrecimiento y aceptación de dádivas respectivamente.

El tribunal unipersonal estuvo integrado por el juez Marcelo Nieto Di Biase y al comienzo de la audiencia el representante del Ministerio Público Fiscal, Marcos Nápoli, informó al juez que luego de mantener conversaciones con los defensores de los imputados, habían acordado entre las partes darle un trámite sencillo a la causa ofreciendo una solución al caso, y por lo tanto, lo plantearon como cuestión previa al juicio.

De la acusación pública surgía que el hecho ocurrió en enero de 2020 cuando el oficial principal de policía Pedro Santos Muñoz, jefe de seguridad interna de la Alcaidía policial, aceptó de Diego Miguel Correa, interno alojado en el pabellón 7 del mencionado instituto, a sabiendas de su procedencia indebida, la promesa de alojamiento sin cargo en el Hotel “Elun Quimey Quipan”, de Puerto Madryn.

Tal alojamiento fue gestionado, minutos antes de aquel ofrecimiento, por Correa ante María Betty Calatayud, propietaria del hotel, a quien puso en conocimiento sobre la necesidad de alojar gratuitamente al jefe de seguridad interna de la Alcaidía, tal como surge en conversación telefónica entre ambos, de acuerdo a un registro de audio a partir de la intervención telefónica ordenado por una magistrada en un caso de corrupción que se llevaba adelante.

El día 15 de enero Santos Muñoz materializó la aceptación de aquella promesa, alojándose en el hotel de acuerdo a la ficha de registro de pasajeros secuestrada el día 15 de febrero del corriente año.

INEXISTENCIA DEL DELITO

A su turno, el defensor particular Fabián Gabalachis, luego de poner someramente en conocimiento al magistrado sobre el hecho que endilgó oportunamente el MPF, comenzó a exponer su postura con el planteo de la excepción de falta de acción por inexistencia del delito que lo fundó por la ausencia de tipicidad.

Según su argumento, no hubo afectación al bien jurídico protegido dando cuenta que de la charla entre su asistido y el funcionario policial no se puede demostrar un delito de sospecha ni un ofrecimiento de dádivas: “yo tengo una amiga en Madryn qué si vas te podés quedar unos días ahí”, graficó el defensor resaltando que no quedó claro tampoco si era a título oneroso o gratuito.

En tanto, el defensor público Flores Pericich, que asistió a Santos Muñoz, hizo suya la exposición inicial de su colega defensor sobre la teoría del delito. Afirmó que su asistido se alojó finalmente en el hotel, pero pagando por el servicio, con lo cual no se pudo consumar el delito atribuido por el MPF que lo acusaba de aceptar el ofrecimiento a título gratuito.

El defensor público enfatizó que la fiscalía no desmintió a su cliente en cuanto que pagó el servicio de alojamiento. Tampoco ofreció como testigo a la dueña del hotel para verificar o no el pago.

El fiscal Nápoli concluyó afirmando estar de acuerdo con los planteos de los defensores y en función de ello apuntaló el pedido de sobreseimiento por razones similares, pero dentro de un enfoque jurídico distinto.

Más allá de ello, se dirigió al funcionario policial indicando que preste mayor cuidado como funcionario público, sobre todo en las comunicaciones entre pares o personas detenidas que puedan acarrear sanciones. Acompañó el pedido de sobreseimiento.

Finalmente, el magistrado afirmó que el planteo es claro y que más allá de los argumentos jurídicos expuestos, lo más contundente es la falta de prueba sustancial que permita desacreditar el pago que hizo Muñoz. En razón de ello, dispuso el sobreseimiento de Correa y de Santos Muñoz.

Fuente: Jornada

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico