Sobreseyeron a uno de los dos policías imputados por la muerte de Brian Gómez

Se trata de Santiago Casner, quien junto a Luis Ángel Hernández era señalado por la Fiscalía como uno de los policías que en la madrugada del 15 de septiembre de 2018 habría golpeado en la cabeza a la víctima, en medio de incidentes que se registraron sobre la vereda de la calle San Martín al 300, luego de una pelea que se había originado en un pub situado en la misma cuadra. Producto de ese golpe, Brian Gómez falleció ocho días después. Permanecía internado en el Hospital Regional desde el momento de la agresión. A pedido de la defensa, el juez Nicosia aceptó sobreseer a Casner, ya que a diferencia de Hernández no fue reconocido por testigos.

En los tribunales penales de Comodoro Rivadavia se concretó ayer por la mañana una audiencia relacionada con la investigación del homicidio de Brian Gómez. En la misma se trató la constitución como querellantes en la causa de la madre y la hermana de la víctima. También se abordó la solicitud de medidas de investigación por parte de la defensa y el pedido de sobreseimiento de Santiago Casner, uno de los dos imputados.

La audiencia fue presidida por el juez natural de la causa, Mariano Nicosia. El Ministerio Público Fiscal, como parte acusadora pública, estuvo representado por la fiscal Cecilia Codina. Mientras, la querella o parte acusadora en representación de Verónica Abraham, madre de la víctima de Carla Gómez, hermana del fallecido, fue ejercida por las abogadas de la defensa pública Lucía Pettinari y Luciana Riso. En tanto que la defensa de los suboficiales de policía Luis Ángel Hernández y de Santiago Casner estuvo a cargo del abogado particular Daniel Fuentes.

En un primer momento se trató la constitución como querella autónoma de la madre y la hermana de la víctima, representadas por las abogadas de la defensa pública, con su área especializada en violencia Institucional cometida por funcionarios públicos. Las defensoras solicitaron constituirse como querellantes y realizaron la imputación, pero solo contra Luis Ángel Hernández; en virtud que en la anterior audiencia de reconocimiento de personas tres de los cuatro testigos lo identificaron como el presunto autor de la mortal agresión. Además, la querella particular calificó el ilícito como “homicidio agravado por la comisión por parte de un funcionario policial en abuso de sus funciones” en calidad de autor para Hernández.

La fiscal, mientras tanto, no presentó objeción a la constitución de querellante ya que se cumplen los requisitos exigidos por la Ley. Asimismo el defensor tampoco objetó a la querella. Acto seguido el juez hizo lugar a la constitución de querella autónoma ya que se han cumplido con todas las formalidades.

PEDIDOS DE LA DEFENSA

En una segunda etapa de la audiencia, el defensor solicitó se hiciera lugar a reentrevistar a cuatro testigos. También requirió el sobreseimiento de Casner ya que no fue reconocido en la rueda de identificación celebrada anteriormente.

La fiscal se opuso a las reentrevistas de testigos ya que fueron ampliamente interrogados en la pasada audiencia. La querella también se opuso.

Respecto del pedido de sobreseimiento de Casner la fiscal solicitó se hiciera lugar al mismo ya que en la audiencia de reconocimiento, tres de los cuatro testigos señalaron a Hernández como el autor de la agresión. La querella también consideró que debía hacerse lugar a su sobreseimiento.

Finalmente el juez penal resolvió sobreseer definitivamente al imputado Casner ya que tanto la fiscal, como la querella están de acuerdo con la solicitud del defensor y que no hay evidencias para sostener la acusación en su contra.

GOLPEADO CON UNA TONFA

La agresión investigada se produjo el 15 de septiembre de 2018, alrededor de las 4.50. Según la imputación de la Fiscalía, Brian Gómez y M. P., habían protagonizado una discusión dentro del Draw Pub, en San Martín 373 y fueron expulsados del local.

El local tenía dos personas de seguridad privada en su interior y la presencia de dos efectivos policiales en la puerta, como seguridad adicional. Se trataba de Luis Ángel Hernández y Santiago Casner.

Ya expulsados de pub, M. P. acompañado de su novia, su hermano, y tres testigos, se dirigieron por la calle San Martín hasta el lugar donde se encuentra el local comercial Galatea modas, a la altura 321 de esa calle.

En ese momento arribó Brian Gómez con el fin de continuar la discusión. Según la Fiscalía, Gómez le propinó un golpe de puño a uno de ellos y a continuación se produjo un forcejeo entre Gómez y M. P. dentro del hall de dicho local de modas. Ambos cayeron sobre la vidriera provocando la activación de la alarma de seguridad del comercial. A raíz de esa última situación intervinieron en la reyerta dos testigos.

Ante la pelea llegaron al lugar los policías Hernández y Casner, acompañados por las dos personas de seguridad privada del pub. De acuerdo con la acusación de la fiscalía, Hernández, utilizando un bastón tipo tonfa y sin mediar voz de alto, le asestó un golpe en la cabeza a Gómez en la zona tempo parietal derecha, con un excesivo abuso de sus funciones y con pleno dominio y control de la fuerza.

La Fiscalía plantea que el suboficial de policía portaba el bastón sin la capacitación y acreditación policial necesaria.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico