Solicitan mayor control en ríos chubutenses por una importante fuga de salmones en Chile

La diputada por Cambiemos, Jacqueline Caminoa, presentó un proyecto de ley donde solicita mayor control al Gobierno provincial por la fuga de 500 mil salmones de un estuario de Chile que comunica con recursos de agua de la cordillera chubutense. Advierten que su propagación podría significar graves alteraciones ambientales en el ecosistema de lago Puelo.

El Centro de Cultivo de Salmónidos de Punta Redonda, de la empresa noruega Marine Harvest, ubicado en la localidad chilena de Calbuco, sufrió el jueves 5 de este mes un daño ambiental que ocasionó la fuga de 500 mil salmones.

Por esa razón, la diputada provincial por Cambiemos, Jacqueline Caminoa, presentó un proyecto de ley para que el Gobierno de Chubut establezca una serie de controles teniendo en cuenta que la propagación de esta especie podría significar graves alteraciones ambientales en el ecosistema de lago Puelo.

En la iniciativa se establece: “en dicho incidente se produjo la fuga de aproximadamente 500 mil ejemplares de salmones que se encontraban con altas dosis de antibióticos no siendo aptos para consumo”.

La especie no pertenece a la zona y su propagación podría significar graves alteraciones ambientales, pero lo más grave es que en el estuario se encuentra la desembocadura del río Puelo donde nace el lago Puelo. “Resulta imperioso determinar que estos peces no hayan llegado río arriba asumiendo que representan una amenaza para el equilibrio del ecosistema de dicho lago porque pueden actuar como depredadores de las especies existentes”, sostiene el proyecto de ley.

Asimismo, la iniciativa manifiesta: “pueden resultar contaminantes de aguas prístinas y transportadores de nuevas plagas como algas invasoras”.

En consecuencia, la propuesta de Caminoa señala: “vería con agrado que el Ejecutivo realice mediante los organismos provinciales y/o nacionales correspondientes, incluyendo el Comité de Cuenca del Puelo integrado por las provincias de Chubut y Río Negro, los controles de rigor con el fin de asegurar que no existan riesgos de contaminación en las aguas de la cuenca del Puelo ante la fuga de aproximadamente 500 mil ejemplares de Salmón Atlántico en el Centro de Cultivos de Salmónidos ubicado en Chile”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico