Sólo cuatro de cincuenta perros logran ser adoptados

En el intento de torcer el desventurado  destino que tienen estos animales a raíz de la irresponsabilidad y cinismo de sus dueños, existe en esta ciudad una protectora de animales que trabaja en conjunto con la Subsecretaria de Medio Ambiente desde donde lanzan una estadística alarmante que habla de la existencia de cuatro perros por familia.
Según su referente, Lucia Boglione, la gente “entrega los perros con correa y bozal y simplemente se cansan del animal y no les importan las consecuencias”, explica.
“A mí me dejan los perros en mi casa y si les digo que yo no los puedo tener me insultan”, reconoce con bronca, no sin antes contar que ha llegado a adoptar diez perros sin que su casa tenga patio.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico